10 de diciembre de 2022

El ministro del Interior, Grande Marlaska, ha visitado el puesto de mando del incendio en Bejís

El ministro del Interior, Grande Marlaska, ha visitado el puesto de mando del incendio en BejísEFE

El incendio de Bejís (Castellón) acelera su avance y entra en la provincia de Valencia

En menos de veinticuatro horas, la superficie arrasada por las llamas ha pasado de mil a 3.800 hectáreas por los cambios del viento durante la madrugada

El incendio que se originó en la localidad castellonense de Bejís y que ha obligado al desalojo por parte de la Guardia Civil de quince municipios adyacentes ha acelerado su avance en las últimas horas. Tan es así que si el martes, la superficie arrasada por las llamas estaba en torno a las mil hectáreas, menos de veinticuatro horas después esta ha aumentado hasta las 3.800, llegando incluso a afectar al municipio de Alcublas, ya en la provincia de Valencia y muy próximo al Parque Natural de la Sierra Calderona.
Tras reunirse en el Puesto de Mando Avanzado (PMA) con los responsables del operativo de extinción, la consellera de Justicia e Interior de la Generalitat, Gabriela Bravo, ha explicado que este incremento de la virulencia del fuego se ha debido a una noche «muy complicada». Según ha relatado Bravo, «alrededor de las dos de la madrugada hubo cambios de vientos que soplaron de forma muy errática».
Aún así, durante la noche, la consellera ha explicado que han estado trabajando «todos los medios terrestres» y a primera hora del día «se han incorporado los medios aéreos», que son treinta.
En cuanto a la previsión de avance del fuego, la titular de Justicia e Interior ha asegurado que la «prioridad es evitar que cruce la autopista de Teruel», ya que, en caso de hacerlo, «entraría en una zona de altísima vulnerabilidad por su alto valor ecológico».
Asimismo, Bravo ha añadido que los efectivos están trabajando para frenar el avance de las llamas más allá de Alcublas y así evitar que se siga propagando por la provincia de Valencia.
En este sentido, la consellera ha indicado que la situación es «muy preocupante» porque las condiciones meteorológicas «no están ayudando». «El continuo cambio de los vientos impide muchas veces llevar a cabo una estrategia u obliga a cambiarla rápidamente», ha lamentado Bravo. Así, se ha aferrado a las «posibles próximas tormentas» que pronostica la Agencia Estatal de Meteorología: «Si lloviera o lo hiciese intensamente ayudaría a bajar la intensidad de las llamas».

Marlaska también acudió

En la reunión en el PMA también estuvo presente el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, quien mostró su solidaridad con los vecinos afectados por el incendio: «Los objetos de carácter sentimental o emocional serán muy difícil de recuperar, pero tendrán el apoyo decidido del Gobierno para recuperar todo lo posible a la mayor brevedad», ha indicado el ministro.
Marlaska también ha tenido palabras de elogio hacia los efectivos que participan en las labores de extinción, a los que ha llamado «héroes» y les ha agradecido todo su «trabajo y esfuerzo», a la par que ha enumerado las tres líneas de actuación en materia de protección civil: «Prevención, respuesta rápida con los medios oportunos y recuperación cuando los daños son inevitables».
Ya en un tono más político que el estrictamente técnico e institucional utilizado por Bravo, Marlaska ha reivindicado el Plan 2035 impulsado por el Gobierno de cara a evitar futuras emergencias como las vividas este verano y, en consonancia con el argumentario de Moncloa, ha vuelto a culpar de los incendios al cambio climático.
Comentarios
tracking