07 de diciembre de 2022

Puig incumple sus promesas y mantiene el Consell más caro de la historia

Las evidencias demuestran que Ximo Puig mintió sobre la información que tenía la Generalitat sobre «el tren del pánico»Europa Press

Comunidad Valenciana

Las pruebas desmontan las mentiras de Ximo Puig sobre el 'tren del pánico': los bomberos sí avisaron a la Generalitat

Nuevas evidencias demuestran que el Puesto de Mando Avanzado sí avisó a la Consellería del peligro de las llamas y aún así se permitió que el convoy se cruzara con las llamas

Nuevas pruebas siguen poniendo contra las cuerdas al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en relación a su gestión del incidente del tren de Bejís, en la provincia de Castellón.
En él, la maquinista del convoy tuvo que detener el vehículo de urgencia al verse a pocos metros de un gran incendio en la zona, que había sido comunicado previamente e, incluso, se había procedido a la evacuación de la población.
Durante los casi dos meses que han pasado desde que se declararon las llamas, Puig ha evitado hacer declaraciones al respecto siempre que ha podido y ha defendido la gestión de su Gobierno al respecto.
En cambio, ha delegado cualquier tipo de explicación sobre ello a su consejera de Justicia e Interior, Gabriela Bravo, que tanto en sede parlamentaria como ante los medios de comunicación ha responsabilizado a los técnicos del Puesto de Mando Avanzado (PMA) de no haber avisado a los servicios de Emergencia de la Generalitat. «No se puede avisar de aquello que no existe», fueron las palabras de Bravo, juez de carrera.
Sin embargo, nuevas pruebas cuestionan claramente la versión del Ejecutivo valenciano y ponen a Puig frente a la verdad y las evidencias.
Al respecto, la portavoz del Partido Popular en las Cortes Valencianas, María José Catalá, ha mostrado en la tribuna del parlamento autonómico durante el Debate de Política General un extracto de las comunicaciones de los bomberos el día en que sucedió el incidente del tren.
En el documento se puede comprobar cómo a las 17:31 horas del 16 de agosto, es el propio 112 (dependiente de la Generalitat) el que avisa al alcalde de Barracas de que el fuego «ya está llegando a su término municipal» y que se ven «humo y llamas donde linda los términos de Toras, Bejís y Barracas» y se pide que se «informe a los vecinos».
Conversación entre el 112 (dependiente de la Generalitat) y el alcalde de Barracas

Conversación entre el 112 (dependiente de la Generalitat) y el alcalde de BarracasCarlos Latorre

Así, a las 17:34, se indica que se ha intentado contactar con el PMA y le dijeron que no era «necesario transferirle». Es tan solo cuatro minutos después cuando «se solicitan medios sanitarios en el PMA» para atender «a los bomberos heridos» y, de hecho, se llega a enviar una ambulancia SAMU «al lugar requerido».
Otro aviso se realiza a las 17:46, cuando la UP 340 de los bomberos advierte de que en la estación «de Toras-Bejís en Masía Atalaya en término de Toras hay un depósito de propano en la granja» y le pide precaución para que tengan «cuidado los medios de extinción por la zona».
Según las informaciones proporcionadas por Renfe y Adif, el tren llegó a Bejís a las 18:08, es decir, más de media hora después del primer aviso sobre la peligrosidad de las llamas.
Con ello, Catalá ha preguntado a Puig y Bravo sobre por qué en estas semanas «no se han referido» a estas comunicaciones. Para la portavoz popular, se debe a que confirman que los bomberos «sí avisaron del peligro».
Además, Catalá ha reprochado al presidente regional que su Ejecutivo haya incumplido el convenio marco entre la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias y ADIF en materia de extinción de incendios forestales.
En él, dentro del apartado en que se detallan las obligaciones por parte de la Generalitat, se detalla lo siguiente: «Ante un incidente en las proximidades de las líneas férreas administradas por ADIF, en el ámbito de la Comunitat Valenciana, 112 Comunitat Valenciana alertará a ADIF a través del terminal del Centro de Protección de Seguridad de Valencia que, a su vez, informará al puesto de mando de circulación y/o mantenimiento de infraestructura de las líneas de ADIF que resulten o puedan resultar afectadas».
Por tanto, las afirmaciones repetidas por Puig y Bravo responsabilizando al Puesto de Mando Avanzado por, supuestamente, no haber avisado, caen por su propio peso.
Ante las evidencias sobre el tren de Bejís, el presidente valenciano ha echado balones fuera, acusando a la oposición de «intoxicar» y ha calificado las pruebas de «un papel en el que un bombero dijo algo a no sé quien».

Temas

Comentarios
tracking