29 de enero de 2023

Gabriel Rufián y Marta Villalta, en una manifestación con motivo del Día de la Comunidad Valenciana.

Gabriel Rufián y Marta Villalta, en una manifestación con motivo del Día de la Comunidad ValencianaAna Escobar / Efe

Comunidad Valenciana  El secesionismo catalán redobla su apuesta por la anexión de la Comunidad Valenciana

Las decisiones de Sánchez y la connivencia del tripartito de Puig envalentonan a los defensores de los 'Países Catalanes'

La manifestación catalanista convocada con motivo de la cumbre hispano-francesa en Barcelona deja dos importantes conclusiones.
La primera es que el secesionismo se encuentra, por si quedaban dudas, claramente dividido. Este aspecto bien lo vivió el líder de Esquerra Republicana de Cataluña, Oriol Junqueras, que tuvo que abandonar prematuramente la marcha porque varios grupos de asistentes –principalmente de Junts per Cataluña– le gritaron expresiones como «traidor» o «estás mejor en la cárcel».
La segunda conclusión es que ni el movimiento independentista catalán ni sus líderes se han apaciguado ni pretenden renunciar a sus pretensiones por muy inconstitucionales que estas puedan ser.
Entre ellas está la anexión de las Islas Baleares y la Comunidad Valenciana bajo una entelequia que en jerga separatista se llama 'Países Catalanes'.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lleva meses asegurando que el procés ha acabado. Esa afirmación se ha repetido por todo el Consejo de Ministros a cuenta de la derogación del delito de sedición y la rebaja del de malversación.
Sin embargo, tan evidente es que los secesionistas no se van a conformar con una simple reforma del Código Penal como que, del mismo modo, no van a abandonar sus deseos anexionistas.

Independentistas envalentonados

De hecho, las sucesivas concesiones sanchistas a sus socios independentistas han hecho que estos se envalentonen y redoblen su apuesta por quebrar la integridad territorial también en la Comunidad Valenciana.
De hecho, una de las soflamas que se cantaron ayer machaconamente por parte de los anexionistas fue a de «ni Francia ni España, 'Países Catalanes'»
Esta histórica reivindicación nacionalista ha cogido impulso en la región desde que al frente de su Gobierno está el tripartito de izquierdas formado por el PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem.
Bajo sus ocho años en el poder, el adoctrinamiento en las aulas, la imposición del valenciano –para ellos catalán– y la connivencia y patrocinio a entidades soberanistas han provocado un extra de motivación en los defensores de las tesis anexionistas.
Estos hechos son los que le llevan a la senadora del Partido Popular por Castellón, Salomé Pradas, a asegurar que el procés «está más vivo que nunca» porque los líderes independentistas se ven «más animados a volver a repetir un intento de referéndum fake».
Respecto a la Comunidad, Pradas considera que quieres defienden los 'Países Catalanes' están «reforzados» porque, al igual que en Cataluña, el nuevo contexto legal hace que se crean «impunes».
Pegatinas sobre carteles reivindicando el valenciano en Valencia

Pegatinas sobre carteles reivindicando el valenciano en Valencia@Fginer

Para la senadora, mientras no se reviertan las medidas de Sánchez y el tripartito siga «regando con miles de euros de dinero público» al entorno soberanista, estos últimos seguirán diciendo que «no pararán».
En el mismo sentido se expresa la portavoz de Vox en las Cortes Valencianas, Ana Vega. En su opinión, la política del presidente del Gobierno «para favorecer a los delincuentes condenados por sedición» tiene su «réplica en la Comunidad Valenciana».
De ello culpa directamente al Ejecutivo de Puig porque, indica, «el mensaje que está lanzando» es el de que en la región «también pueden iniciar un proceso separatista y van a quedar impunes».
Frente a ello, Vega insiste en que su partido «no lo va a permitir» y para lograrlo señala que lo impedirán «en los Tribunales, en calle y en las instituciones. Donde haga falta».
Por su parte, fuentes de Ciudadanos consultadas advierten del «peligro» que conlleva el «nacionalismo de Compromís» y urgen a «ponerle freno». La razón no es otra que el hecho de que la coalición nacionalista «tiene la intención de conseguir sus anhelados y ficticios 'Países Catalanes'».
Asimismo, estas mismas fuentes también alertan de la situación que los «constitucionalistas» han de afrontar en la Comunidad Valenciana por el empuje anexionista redoblado porque, «al igual que Pedro Sánchez con los independentistas, Ximo Puig se abraza a los extremismos de Podemos y Compromís acatando su hoja de ruta».
Comentarios
tracking