Vista aérea del nuevo Mestalla, en Valencia

Vista aérea del nuevo Mestalla, en ValenciaEFE

El Ayuntamiento de Valencia no logra consensuar las condiciones para retomar el nuevo Mestalla

El Partido Popular no consigue que el PSPV-PSOE, Compromís y Vox se sumen a su propuesta para reclamar a Peter Lim y poder retomar las obras del nuevo estadio del Valencia, paradas desde hace 15 años

Las fichas urbanísticas del nuevo Mestalla, es decir, las condiciones para retomar su construcción, continúan estancadas ante la falta de acuerdo entre los grupos políticos del Ayuntamiento de Valencia tras la reunión mantenida este jueves, en la que el Partido Popular ha abogado por que las fichas, elaboradas por el anterior equipo de gobierno, sean aprobadas sin convenio y que puedan prohibir al Valencia Club de Fútbol beneficiarse de «suculentos aprovechamientos urbanísticos» de la parcela de la avenida de Aragón, donde se encuentra el actual estadio, si no finaliza el nuevo campo.

Por su parte, Compromís y el PSPV-PSOE han tachado de «falta de respeto» la no asistencia de la alcaldesa, María José Catalá, a este encuentro y han mostrado su negativa a la aprobación conjunta en el pleno. Mientras, Vox, que forma parte del Ejecutivo municipal, pide no dar «ni un paso atrás» en la concesión de «derechos urbanísticos» al máximo accionista del Valencia, el singapurense Peter Lim.

Así ha quedado de manifiesto en el encuentro, al que han acudido los concejales 'populares' Juan Carlos Caballero, Juan Giner, José Marí Olano y Rocío Gil; la portavoz de Compromís, Papi Robles; el portavoz adjunto del PSPV, Borja Sanjuán, y el portavoz de Vox y segundo teniente de alcalde, Juanma Badenas.

«Enredar» y «barra libre»

El concejal de Urbanismo, Juan Giner, ha asegurado que las fichas urbanísticas son las que «dejó elaboradas el anterior equipo de gobierno» y ha considerado que es el «momento oportuno» para aprobarlas tras la sentencia del TSJCV que confirma la decisión de la Generalitat de declarar la caducidad anticipada de la ATE del nuevo Mestalla.

En este sentido, ha considerado «lógico» y «racional» someter las fichas a votación en el Pleno municipal, al tiempo que ha lamentado que el resto de grupos políticos busquen «enredar» con exigir avales económicos al Valencia. Frente a ello, ha defendido que la voluntad del PP es «prohibir» a la entidad deportiva beneficiarse de los «suculentos aprovechamientos urbanísticos» de la avenida de Aragón, si no acaba el nuevo Mestalla.

De no llegar a un acuerdo sobre las fichas urbanísticas, el responsable de Urbanismo ha advertido que Lim tendrá «barra libre» para «poder hacer lo que quiera» a partir del 3 de agosto. Por ello, ha pedido «coherencia, orden y congruencia»: «Ahora es el momento de las fichas, llevarlas al pleno y aprobarlas». Respecto al proyecto de nuevo estadio presentado por el club al Consistorio, Giner ha afirmado que «cumple con los tres requisitos» del convenio firmado en 2005: una firma arquitectónica de «reconocido prestigio» internacional, un aforo de 70.000 espectadores y la pista de atletismo.

Por su parte, Badenas, ha defendido la negativa de su formación a la aprobación de las fichas porque considera que Lim «volvería a recuperar los derechos urbanísticos» como parte de una «actitud dilatoria» del Valencia. En esta línea, ha pedido no dar «ni un paso atrás» en la concesión de derechos urbanísticos mientras «no se garantice completamente» la ejecución de las obras del nuevo estadio, ya que las fichas conceden a la entidad deportiva «beneficios urbanísticos» aún sin terminar el estadio.

Badenas ha denunciado que «todos los grupos municipales están dispuestos a hacer un convenio con Lim», al tiempo que ha reivindicado la postura de Vox como la «única» fuerza política contraria a llegar a un acuerdo con el máximo accionista del Valencia por ser un «incumplidor».

Imagen del Nuevo Mestalla en obras

Imagen del Nuevo Mestalla en obrasValencia CF

Desde la oposición, la portavoz de Compromís, Papi Robles, ha criticado la ausencia de la alcaldesa, Catalá, de la reunión y ha considerado esta situación un síntoma de su «debilidad». Así, ha afeado a la primera edil que horas antes de este encuentro «contara en varios medios diferentes versiones de esta historia» y que cuando ha llegado el momento de la reunión «hemos llegado y no estaba».

«Tenemos una alcaldesa débil, cobarde, que ha visto que no iba a encontrar un acuerdo y que está demostrando una incompetencia brutal», ha expuesto Robles, que ha incidido en que el pasado mes de septiembre ya abordaron con el PP la cuestión de las fichas, «que desde el gobierno de Joan Ribó dejamos preparadas». En ese encuentro, ha precisado, desde Compromís trasladaron que «faltaban dos cláusulas más, el convenio y los avances bancarios», y que se mantenían a la espera de que les devolvieran la propuesta.

«Decepción»

La edil de Compromís ha censurado que Catalá tiene como proyecto para la ciudad «dejar que Peter Lim haga un estadio que es una estafa». «Está dándole todos los derechos urbanísticos y, a cambio, no le está pidiendo las condiciones que la ciudad necesita», ha denunciado. Por ello, se ha mostrado «muy decepcionada» y ha considerado que la ciudad «no se merece una alcaldesa a la fuga cuando hay problemas». Además, ha reprochado al PP que intente «responsabilizar a la oposición» de que, «si las fichas urbanísticas no se aprueben, la ciudad lo sufrirá». Frente a ello, ha remarcado que la «única responsable» es Catalá.

Por su parte, el concejal del PSPV-PSOE Borja Sanjuán ha calificado de «decepcionante» el encuentro de este jueves, ha reprochado a la alcaldesa, María José Catalá, su «no asistencia» a la cita, horas después de «hacer tres entrevistas y decirle a todo el que le quería escuchar cuál era su posición o su ausencia de posición» y ha lamentado que desde el consistorio no se le ha facilitado «ninguna documentación», más allá de las fichas «que ya conocíamos». «No ha habido ningún avance», ha criticado.

«Estamos sentados en esta situación sencillamente porque el TSJCV no le ha dado la razón a Peter Lim, que era lo que pretendía el equipo de gobierno. Una vez no le ha dado la razón, están exactamente en el mismo punto», ha lamentado, al tiempo que ha incidido en que ahora el Ayuntamiento «tiene la sartén por el mango» y puede «hacer y aprobar lo que considere, dentro de los límites que marca la ley». «Si el Ayuntamiento no aprueba nada o lo que aprueba no es suficientemente garantista, es única y exclusivamente culpa del gobierno municipal», ha justificado.

«Es bastante sencillo: las fichas te dicen que tienes que acabar el estadio, el convenio te dice cuál es el estadio y en qué condiciones se tiene que acabar y la garantía económica nos previene de si esta persona (Peter Lim) vuelve a dejar tirada a Valencia, que la ciudad no se vuelva a quedar otra vez con una obra parada durante muchos años», ha argumentado.

Sanjuán, que ha acusado a Catalá de pretender aprobar las fichas «sin ningún tipo de garantía», ha defendido que la postura de los socialistas es «de sentido común» y ha manifestado que no aceptan «en nada» el planteamiento de «no aprobar nada hasta agosto» y «volver a un escenario ATE». Por esta razón, ha advertido de que si el Consistorio llega a agosto «sin una solución» y «en una situación de inseguridad jurídica» para la ciudad sería «un grandísimo fracaso como alcaldesa» para Catalá.

Comentarios
tracking