José Antonio Rovira, Consejero de Educación, Universidades y Empleo

El consejero valenciano de Educación, Universidades y Empleo, José Antonio Rovira,GVA

PP y Vox no ceden ante la presión de la izquierda y mantendrán su ley educativa pese a la huelga en las aulas

La Plataforma en Defensa de la Enseñanza Pública reivindica mayor presencia del valenciano en los centros e inculcar «los valores» de la Ley de Memoria Democrática, entre otras propuestas

Hace diez meses que los partidos de izquierdas que componían el gobierno de la Comunidad Valenciana dejaron el Consell tras el resultado de las urnas. El actual Ejecutivo autonómico está compuesto por la coalición del PP y Vox y el ámbito de la izquierda no ha tardado ni un año en desempolvar las pancartas en contra de una medida clave del actual Consell. Así, con motivo de la presentación de ley de Libertad Educativa, la Plataforma en Defensa de la Enseñanza Pública ha confirmado la huelga educativa de este jueves 23 de mayo, un día antes de que comience la campaña electoral de las elecciones europeas.

Las formaciones que integran la Generalitat Valenciana se han expresado en todo momento en contra de la política educativa del tripartito formado por el PSPV-PSOE, Compromís y Unidas Podemos, anunciando desde entonces las medidas que pondrían en marcha en caso de llegar al poder autonómico.

Así, tanto el PP como Vox defienden la libertad de los padres para elegir la lengua en la que escolarizar a sus hijos, el fomento del valenciano en detrimento de su imposición o la libre elección de centro educativo para que los alumnos valencianos no se vean resignados a estudiar donde les imponga la Administración en base a su código postal.

En este contexto, el consejero de Educación, Universidades y Empleo, José Antonio Rovira, anunció hace unos meses la Ley de Libertad Educativa en la que se recogen todos estos compromisos electorales y cuyo propósito es «armonizar aprendizaje y libertad y poner fin a la imposición en Educación por parte de la Administración», según palabras del propio dirigente.

Asimismo, el titular del ramo sostiene que con la propuesta de los partidos que apoyan al Ejecutivo liderado por Carlos Mazón «se ha puesto en marcha un sistema equilibrado en el que la diferencia entre un idioma y otro no supere un 20 %. Creemos en la libertad», insiste.

«Pretenden acabar con el valenciano»

Por contra, los partidos de la oposición, Compromís y PSPV-PSOE, rechazan frontalmente las medidas educativas del centro-derecha. Para ellos, la libre elección de centro educativo representa una «medida elitista». Por parte de Compromís, su portavoz en el Congreso, Àgueda Micó, considera que se trata de «un distrito único segregador entre ricos y pobres» y afirma que «la derecha y la extrema derecha quieren acabar con nuestro sistema educativo», sentenciando la ley como «innecesaria y discriminatoria». Los socialistas, en la misma línea que los nacionalistas, creen que «la ley pretende acabar con el valenciano».

Miembros de la Plataforma en Defensa de la Enseñanza Pública

Miembros de la Plataforma en Defensa de la Enseñanza PúblicaFampa

Con estos argumentos, los partidos de oposición se adhieren a la huelga convocada este jueves por la Plataforma en Defensa de la Enseñanza Pública, formada por sindicatos nacionalistas de izquierdas. En particular, los puntos que argumentan su protesta son: «mejorar las condiciones laborales»; la no paralización del Plan Edificant; decir «sí al valenciano»; decir «no al distrito único»; «no a los recortes» y una enseñanza en valores «éticos y democráticos».

Probablemente, este último punto sea uno de los que más refleja la carga «política» de la convocatoria que denuncia el mismo Rovira. Según recoge el comunicado de la asociación, se debe «transmitir» en las aulas los valores de la Ley de Memoria Democrática y critica la aprobación de la Ley de Concordia planteada por PP y Vox, a la que califican de «franquista».

«Vamos a cumplir nuestro programa»

Por su parte, los aludidos no ceden ante esta protesta que definen como «politizada». «Nos piden que retiremos medidas que iban en el programa electoral que votaron la mayoría de los valencianos, pero nosotros vamos a cumplir», ha avanzado el consejero tras reunirse con los sindicatos convocantes. Además, les ha transmitido que convocar la huelga un día antes de la campaña de las elecciones europeas demuestra el «carácter político» del paro y les ha asegurado que él «no cree en las casualidades».

Respecto a Vox, defiende la ley como «prioritaria» y aboga por garantizar que «los alumnos puedan elegir hacer los exámenes en «valenciano» o castellano de la asignatura de Matemáticas y también la de Conocimiento del Medio».

De este modo, los partidos que componen el Gobierno valenciano lanzan el mensaje al PSPV-PSOE y Compromís de que no van a ceder a sus presiones y cumplirán con su programa electoral

Comentarios
tracking