El rodadero de los lobosJesús Cabrera

La biblioteca abierta

Causa un poco de decepción que los primeros usuarios fuesen jóvenes más interesados por encontrar una silla y una mesa que un determinado libro

Actualizada 05:05

La buena noticia de la semana ha sido, sin lugar a dudas, la inauguración de la Biblioteca Pública del Estado Grupo Cántico; así, con todas sus letra. Los 20 años de espera han valido la pena, por supuesto, para contar con la biblioteca «más avanzada de España», como dijo el consejero de Cultura, Arturo Bernal. Amplios espacios, cristaleras interminables y, lo más importante, anaqueles kilométricos cargados de libros, que son la verdadera razón de ser de este edificio.
Desde que Carmen Calvo como consejera de Cultura dio el pistoletazo de salida con el anuncio de la biblioteca han pasado dos décadas, como se ha dicho, pero este periodo de tiempo ha sido fundamental para la evolución de la sociedad y, por tanto de los hábitos sociales. Si se echa la vista la vista atrás y se comprueba cómo éramos entonces todos veremos la diferencia con el momento actual. El autoexamen no tiene porqué ser exhaustivo, ya que las conclusiones nos las encontramos cada día a cada momento. Que si el informe PISA; que si la adicción a las pantallas de todo tipo, que si la edad del público lector es cada vez más alta, que si los temarios educativos son cada vez más endebles, que si nadie se preocupa por la calidad de la enseñanza y así durante un buen rato.
¿Esto quiere decir que la idea que tuvo Carmen Calvo en 2004 es fallida? En absoluto. Una biblioteca es siempre una biblioteca, hace dos décadas y dentro de otras dos. La tecnología no se ha demostrado de momento capaz de sustituir la riqueza de sus fondos, por lo hablar del placer que siempre supone tener una buena edición entre las manos.
Por esto, causa un poco de decepción que después de tanta espera y de una inversión tan potente de 20 millones de euros los primeros usuarios fuesen jóvenes más interesados por encontrar una silla y una mesa que un determinado libro. Si las bibliotecas eran hace unos años eventuales salas de estudio, ahora lo son durante todo el año.
¿Que es preferible, una biblioteca o una sala de estudios? Una biblioteca, sin dudar. ¿Hay que quejarse de que los jóvenes vayan a estudiar? Creo que no, mientras se puedan mantener ambos usos. Otra cosa es la idoneidad de la oferta que se ofrece para unos y para otros.
Ya en la víspera de la inauguración se avisó de que la apertura sería sólo de lunes a viernes, con horario de 09:00 a 21:00. Aquel día, fuentes de la Administración andaluza señalaron que «la apertura se irá ampliando conforme se contrate más personal», pero no especificaron los plazos, que es el meollo de la cuestión, porque no es lo mismo un contrato, o cinco, dentro de un mes que dentro de un año o dos.
La concejal socialista Isabel Bernal podía el dedo en la llaga el pasado jueves. Reclamaba un horario para la biblioteca Grupo Cántico que sea más cómodo y dé más facilidades para quienes viven alejados o trabajan entre semana. Esta edil ha pedido algo tan simple como que la de Córdoba tenga el mismo horario que tienen el resto de bibliotecas similares. Elemental.
Ahora lleva la biblioteca sólo dos días abierta. Mañana será el tercero. Conforme avancen los días va a crecer la petición de que los sábados abra también sus puertas. Ojalá la Junta se anticipe y no se meta en un follón de lo más tonto.
Comentarios

Más de Jesús Cabrera

jcabrera
  • La macsura y su circunstancia

  • jcabrera
  • ¿El Esparraguero, en peligro?

  • El colegio demoscópico

  • jcabrera
  • El vídeo

  • El Marrubial

  • Últimas opiniones

    Más de Córdoba - Opinión

    tracking