churros san gines

churros san gines

Madrid

Así puedes probar los famosos churros con chocolate de San Ginés sin esperar

Durante estas navidades podrás tomar unos churros con chocolate de San Ginés fuera del local

Los churros con chocolate son sin duda una de las comidas más icónicas de España, sobre todo en Navidad. Los sitios que venden churros suelen llenarse por estas fechas. Especialmente la conocidísima y muy antigua chocolatería madrileña San Gines, ubicada en el pasadizo del mismo nombre.
La chocolatería San Gines es una de las visitas imprescindibles de la ciudad. Sin embargo, puede resultar complicado tomar unos churros con las largas filas que se hacen.

Chocolatería San Ginés

Esta famosa chocolatería abrió en 1894 en el pasaje del mismo nombre, a medio camino entre la Puerta del Sol y del Teatro Real, y durante un tiempo fue conocida como 'La escondida', por su particular ubicación. Su fama, a pesar de no encontrarse a la vista de los viandantes, comenzó cuando la gente, a la salida del teatro, comenzó a acudir para disfrutar de unos churros. Pese a que hoy figura en todas las guías turísticas de la ciudad, en su momento fue un establecimiento que frecuentaba la bohemia y los eruditos de la literatura y las artes. De hecho, podemos encontrar mención a este local en la obra Luces de Bohemia de Valle Inclán.
La disponibilidad continua del establecimiento, abierto todo el día y todos los días del año, facilita el encuentro de una amplia variedad de personas, en particular para desayunar o merendar, momentos que atraen especialmente a sus clientes habituales deseosos de disfrutar de un chocolate con churros. Esta constante operación no impide que el ambiente del local sea animado en todo momento. Un indicativo de su popularidad es la producción diaria de aproximadamente 4.000 churros.
Este año, los churros de San Gines estarán en el Urso Hotel & Spa, ubicado en Tribunal. Además de poder disfrutar de unos churros sin tener que pasar horas esperando, el lugar ofrece un ambiente mucho más tranquilo que el centro de Madrid y además música en directo. El hotel también ofrece una carta de chocolates a la taza, con los clásicos y otros más especiados.
Comentarios
tracking