La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.Europa Press

Comunidad de Madrid

Ayuso carga contra el Gobierno por señalarla por el incendio de la residencia: «Son inhumanos y excéntricos»

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha cargado con dureza contra el Gobierno de Pedro Sánchez después de que este la señalara por el incendio de una residencia en Aravaca que se ha saldado con tres ancianas fallecidas. «Son inhumanos y excéntricos», ha sentenciado la dirigente, muy molesta por las acusaciones que este martes ha vertido sobre ella la portavoz de Moncloa, Pilar Alegría.
«Es una residencia que tiene concertadas las plazas con la comunidad autónoma de la señora Ayuso y, viendo lo que ha sucedido, espero y deseo que se abra una investigación y que llegue hasta las últimas consecuencias», ha afirmado la portavoz en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros antes de opinar que «el patrón es siempre el mismo, el de abandono, errores continuos, mala gestión y una dolorosa falta de empatía».
Unas declaraciones que Ayuso ha calificado en sus redes sociales como «insólitas» y ha mostrado su sorpresa porque los ataques del Ejecutivo central hacia la Comunidad de Madrid lleguen al extremo de acusarla «hasta de los accidentes». Algo que, ha enfatizado, «no tiene sentido».
«Están echados al monte. Son inhumanos y excéntricos», ha concluido Díaz Ayuso antes de recordar que, por supuesto, ya existe una investigación en curso por parte de la Policía Nacional para esclarecer lo sucedido.
Además, fuentes de la Puerta del Sol han informado este martes que las instalaciones de la residencia Juan XXIII de Aravaca estaban conforme a la legislación antiincendios, tal y como atestiguan dos inspecciones que llevó a cabo la Comunidad de Madrid en abril y agosto del pasado año.
El incendio en la residencia se originó antes de las siete de la mañana el pasado domingo. Según apuntan las primeras pesquisas, el detonante podría haber sido la explosión de un cargador en mal estado en la primera planta de la residencia en la que vivían 38 ancianos.
Dos mujeres fallecieron el mismo domingo y una tercera lo hizo el lunes después de haber sido trasladada en estado crítico al Hospital de La Paz. Además, hubo dieciséis heridos.
La presidenta madrileña dio sus condolencias a los familiares de los fallecidos a través de sus redes sociales y aseguró que el Gobierno regional está a su disposición para todo lo que necesitaran.

Acusaciones de la izquierda

La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, ha exigido que se hagan públicos todos los informes de la residencia de Aravaca y ha pedido «explicaciones públicas de la delegada de Seguridad, Inma Sanz, y del concejal-residente del distrito, Borja Fanjul, y que la Comunidad de Madrid rinda cuentas sobre lo que es una responsabilidad directa de su Gobierno».
Maestre ha recordado en un comunicado que ayer la consejera de Familias, Ana Dávila, «afirmó que la residencia cumplía con todos los protocolos de seguridad y que había pasado las dos inspecciones que se hicieron allí en abril y en agosto, pero hoy, sólo dos días después se conoce el atestado de la Policía con los testimonios de la Policía Municipal que llegó al incendio cuando se estaba produciendo« con «datos escalofriantes».
«Las salidas de emergencia estaban bloqueadas. Dos de las residentes compartían una sola cama individual. No había luces de emergencia en ninguna de las estancias. El pulsador de incendios no emitía señales, ni acústicas ni luminosas. Tampoco funcionaba la boca de incendios», ha enumerado sobre la residencia concertada Juan XXIII.
Comentarios
tracking