Alumnos examinándose de la EvAU en 2023 en la Universidad Complutense de Madrid

Alumnos examinándose de la EvAU en 2023 en la Universidad Complutense de MadridEuropa Press

Comunidad de Madrid

Más ortografía, sintaxis y exámenes: la receta de Madrid contra la «disolución de saberes básicos» de la nueva Ebau

El Gobierno de la Comunidad de Madrid lleva meses trabajando en su Plan por la libertad, la pluralidad y la calidad de la educación para contrarrestar las políticas de Pedro Sánchez. A la espera de la presentación definitiva de ese ambicioso plan, el Ejecutivo autonómico ha ido desvelando algunos aspectos como que se estudiarán nociones de la Constitución y del Código Penal en Secundaria.

En este contexto, este lunes se daba a conocer el borrador del proyecto de real decreto de la nueva prueba de evaluación para el acceso a la universidad (Ebau) elaborado por el Gobierno de Pedro Sánchez, que el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Emilio Viciana, ha criticado por «diluir saberes básicos».

«De una primera lectura sólo se desprende más inseguridad jurídica, más diferencia entre comunidades autónomas o la deriva hacia el enfoque competencial en el que se diluyen los saberes básicos», señalaba.

El citado borrador, que empezará a aplicar desde el próximo curso, incluirá preguntas tipo test, las faltas de ortografía bajarán un 10% la nota en los exámenes y los alumnos podrán elegir entre distintas preguntas.

Para el consejero de Educación hay que «trabajar mucho más con la ortografía y con la sintaxis», así como fomentar los exámenes escritos y orales para reforzar también la expresión oral de los alumnos. Todos ellos, aspectos que serán incluidos en ese nuevo Plan por la libertad, la pluralidad y la calidad de la educación en el que está trabajando el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

Viciana incidía este lunes también en reforzar la lectura y la escritura en la aulas con contenidos «basados en saberes efectivos y rigurosos», así como por potenciar asignaturas como la Geografía, la Historia o el Inglés.

En este sentido, la Comunidad de Madrid anunció la semana pasada que evaluará anualmente a los alumnos de 6º de Primaria y 4º de la ESO, además de las pruebas ya establecidas por ley estatal para 4º de Educación Primaria y 2º de Secundaria para «comprobar el nivel de los escolares tanto en los cursos intermedios como en los finales de ambas etapas educativas».

«Cada centro podrá evaluar sus resultados y utilizar ese análisis para poner en marcha planes de refuerzo y mejora del rendimiento académico en cada asignatura», explicaron desde la Consejería del ramo.

Cada una de las materias se evaluará con una prueba de 45 minutos de duración que los alumnos responderán por escrito de manera anónima, y que en el caso de Inglés incluirá también un ejercicio relacionado con un audio.

Comentarios
tracking