29 de septiembre de 2022

La hija mediana de Raphael, Alejandra Martos

La hija mediana de Raphael, Alejandra Martos

Alejandra Martos: «Ser hija de Raphael abre puertas, pero tienes que demostrar que vales»

Restauradora en el museo Thyssen y madre de dos adolescentes, ha logrado mantener su vida lejos de los focos convirtiéndose en la más desconocida de los tres vástagos del prodigioso cantante

La vida de Raphael, al calor de los focos del escenario y el aplauso fiel del público, contrasta con la de su hija mediana Alejandra Martos, quien pasa las horas a la sombra rodeada de arte, pinceles y lentes de aumento en un despacho del museo Thyssen. Alejandra se interesó por el mundo de la restauración después de que sus padres enviaran a restaurar parte de su colección de iconos rusos y regresaran relucientes, con una nota en la que exponían los detalles de la minuciosa labor. Siempre le fascinó la pintura y en 2004, fichó por su museo favorito en el que ejercía de apasionada guía cada vez que algún amigo visitaba Madrid.
«Trabajar en el Thyssen como restaurador es un lujo porque disponemos de los medios no solo de cara a la conservación de las obras, sino también para investigar y estudiar a fondo las obras del museo. Y el equipo de profesionales con los que comparto mi día a día son fantásticos. Para mí es un privilegio dedicarme a algo que me gusta tanto y en un lugar privilegiado», declara a El Debate.
Alejandra, de 47 años, se ha estrenado ahora como embajadora de la nueva marca de accesorios premium De Chávarri, fundada por las hermanas Curra y Cristina Chávarri, cuya primera colección está inspirada en la Victoria de Samotracia y se produce íntegramente en España. «Curra y Cristina son íntimas amigas, viví el proceso de creación desde el principio y cuando me pidieron colaborar como embajadora, no lo pensé un segundo. No solo por mi amistad con ellas, también por la inspiración en la Victoria de Samotracia y porque la filosofía de la marca me encanta».
A

Alejandra Martos ejerce como prescriptora de una nueva marca de accesorios

A pesar de la fama de su padre y a diferencia de sus hermanos Jacobo y Manuel, Alejandra ha llevado siempre una vida discreta. «No es que haya tratado de estar alejada, es que mi vida profesional no suele ser de cara al público. De hecho, hasta hace poco ni se sabía cuál es mi profesión… ¡Y llevo ya muchos años! Por otro lado, siempre que ha tenido sentido para mí, he salido en una foto. Y cuando no lo tiene, pues no».
Su hermano mayor, Jacobo, está separado de la actriz Toni Acosta desde 2015, tras 13 años juntos y dos hijos en común. Su hermano pequeño, Manuel, anunció su separación de Amelia Bono, tras 10 años de matrimonio y cuatro hijos, el pasado verano. La propia Alejandra también se separó en septiembre de 2020 de su marido Álvaro de Arenzana, tras 20 años de relación y dos hijos en común. «Disfruto mucho de mis hijos, que son una maravilla. Algún bache de la adolescencia sufro, pero se van resolviendo hablando con naturalidad de todo. Intento que sean felices, mientras van encontrando su camino y que sean buena gente».
Raphael y Natalia Figueroa, con sus hijos Manuel, Jacobo y Alejandra Martos, en los Premios Personaje del Año

Raphael y Natalia Figueroa, con sus hijos Manuel, Jacobo y Alejandra Martos, en los Premios Personaje del AñoGTRES

Durante la entrevista, Alejandra da muestra de su discreción y prudencia y evita pronunciarse tanto sobre su divorcio, como sobre su hermano Manuel, en el ojo del huracán por su polémica separación de la hija de José Bono.
Orgullosa de su familia, confiesa que la mayor enseñanza que les transmitió su padre fue el esfuerzo, la disciplina y la constancia de cara al trabajo. A la pregunta de si ser hija de Raphael abre puertas contesta: «Bueno, sin quererlo seguro que sí abre puertas. Pero una vez cruzas esa puerta, eres uno más y tienes que demostrar que vales, como cualquiera».
Raphael y Natalia Figueroa celebrarán este verano sus bodas de oro, aún con el recuerdo vigente de ese «sí, quiero» en Venecia, el 14 de julio de 1972. «Es una historia preciosa, sin duda», comenta Alejandra. ¿El secreto de un matrimonio tan longevo? «Eso habría que preguntárselo a ellos, jajaja», bromea.
Comentarios
tracking