Fundado en 1910

25 de julio de 2024

Cristina Blanco Vázquez
Cristina Blanco Vázquez

El coste de la ausencia pública de Kate Middleton

La Princesa de Gales lleva desaparecida desde el mes de marzo, cuando publicó un vídeo confesando que padecía cáncer

Madrid Actualizada 04:30

Kate Middleton

Kate Middleton, en una imagen de archivoGTRES

En una época basada en la inmediatez, estamos acostumbrados al acceso diario a información sobre la Familia Real Británica. Todos los medios de comunicación cubren sin aliento cada movimiento de todos los miembros de la corona con innumerables fotografías que crean un paisaje digital del que ahora estamos huérfanos.

La enfermedad de Carlos III y Kate Middleton ha dejado a los Windsor en un limbo sanitario donde la corona brilla por su ausencia. Y nunca mejor dicho porque, aunque del Rey sí hay noticias en mayor o menor medida, el desconocimiento absoluto sobre el estado de salud de la Princesa de Gales está sumiendo al país en una preocupación extenuante.

Kate hizo su última aparición oficial en público el día de Navidad, tras lo cual se anunció que se sometió a una cirugía abdominal en enero. En marzo, la royal publicó una declaración en vídeo admitiendo que las pruebas postoperatorias revelaron que se había descubierto cáncer y pidió tiempo, espacio y privacidad mientras recibía tratamiento.

Desde entonces, el Palacio de Kensington no ha dado ningún cronograma oficial para su regreso a la vida pública o a sus deberes reales salvo estas palabras: «No se espera que la princesa regrese a trabajar hasta que su equipo médico lo autorice». Aunque la mayoría entiende que es un momento para pasar en la intimidad de su casa y su entorno, muchos tabloides británicos no comprenden por qué sigue existiendo esa falta de transparencia, y sobre todo, de información, con respecto a Kate, lo que podría derivar en una nueva y futura crisis de credibilidad para la corona británica.

Adiós al 'soltero de oro' británico

Olivia Henson era la viva imagen de la elegancia cuando llegó entre vítores a la catedral de Chester antes de su boda con el duque de Westminster. Fue el pasado viernes cuando el soltero de oro británico por antonomasia colgó su título para pasar por el altar con esta joven a quien sus amigos le presentaron hace dos años.

Ahora comienzan una vida de lujos y privilegios –él es poseedor por herencia de unas de las fortunas más grandes de Inglaterra– en Eaton Hall, la propiedad familiar de Chesire que ha sido doblemente importante en su historia de amor: fue donde Hugh Grosvenor le propuso matrimonio y el lugar elegido para el convite y fiesta posterior al enlace.

La pareja empleó una estricta política de «no regalos» antes de su boda de hoy y solicitó cortésmente que los 400 invitados se abstuviesen de publicar en las redes sociales durante la ceremonia. «Quieren declarar su amor eterno el uno por el otro en presencia de testigos, familiares y amigos y estamos aquí para proporcionar el escenario», explicaba poco antes de empezar el reverendo que oficiaría la ceremonia, Tim Stratford.

boda westminster

Los novios recién convertidos en marido y mujer

La Reina Letizia, en la prensa internacional

La Reina Letizia siempre está presente en los titulares de medios extranjeros gracias a su presencia y buen gusto estilístico. Sin embargo, esta semana la prensa internacional no solo ha querido destacar estos puntos, sino uno mucho más importante: su solidaridad.

La mujer de Felipe VI viajaba a mediados de semana a Guatemala en el que ha sido su último viaje de cooperante. La Reina siempre se traslada una vez al año a un país de América Latina o África y, aunque suelen ser visitas cortas, el tiempo es suficiente para atender diferentes compromisos y apoyar múltiples iniciativas que dan muestra de su carácter solidario.

La Reina Letizia visita una clase para combatir la desnutrición en su visita a Guatemala

La Reina Letizia visita una clase para combatir la desnutrición en su visita a Guatemala

Tanto Prensa Libre como Prensa Latina y La Hora, tres conocidos medios del país, han destacado que Doña Letizia se interesa por cada una de las actividades en las que participa, implicándose y preguntando de forma constante cuestiones sobre todas ellas. «Representa el noveno periplo en el que la esposa de Felipe VI enfoca la mirada en la cooperación desde que se estrenó en Honduras y El Salvador en 2015», afirmaban, poniendo en valor la visibilidad que da a problemas reales de la población local.

Comentarios
tracking