Fundado en 1910

12 de julio de 2024

Fuerzas Saharauis situadas a lo largo del muro de separación en la zona de Mahbes, en el Sáhara Occidental

Fuerzas Saharauis situadas a lo largo del muro de separación en la zona de Mahbes, en el Sáhara OccidentalEFE

Norte de África

Argelia se anticipa a una posible escalada con Marruecos y desplaza sus tropas a la frontera

Argel teme una escalada militar con su vecino de cara al próximo mes de septiembre

Argelia y Marruecos, enemigos históricos, mantienen una acentuada pugna por la hegemonía e influencia en el norte de África. Las relaciones entre ambos han ido variando, pero desde hace unos años se encuentran en su momento más bajo. Ante esta situación, Argel prevé una escalada de las tensiones y ha movilizado sus fuerzas en la frontera.

La ruptura del alto el fuego entre Rabat y el Frente Polisario –apoyado por Argel– avivó el enfrentamiento entre los dos países norteafricanos. El cese de hostilidades pactado en 1991 saltó por los aires en noviembre de 2020, como consecuencia de un ataque perpetrado por las fuerzas marroquíes contra protestantes saharauis que bloqueaban el paso fronterizo de Guerguerat.

Un año después, Argelia rompía relaciones con su vecino. La razón que dio el entonces ministro de Exteriores argelino, Ramtane Lamamra, eran precisamente los «repetidos actos hostiles» de Marruecos contra el país norteafricano y su postura beligerante en torno al conflicto del Sáhara Occidental. A día de hoy, las relaciones entre Rabat y Argel siguen congeladas.

Los dos países experimentan una calma tensas que, a ojos de Argelia, no durará mucho. Según ha publicado el portal Maghreb Intelligence, el jefe del Estado Mayor del Ejército argelino, Saïd Chengriha, ha ordenado un refuerzo «sin precedentes» de las fuerzas armadas desplegadas cerca de las fronteras argelino-marroquíes.

Este nuevo despliegue masivo se habría concretado durante el último Consejo de Alta Seguridad, celebrado el pasado 1 de junio, en presencia del presidente argelino Abdelmadjid Tebboune. Durante la reunión, y según señala el citado medio, Chengriha habría planteado que existe un «altísimo riesgo de escalada militar con el vecino Marruecos a partir del próximo mes de septiembre».

Este riesgo se debería, principalmente, al incremento de las operaciones militares marroquíes contra el Frente Polisario más allá del muro del Sáhara Occidental, que separa la parte marroquí de la zona ocupada por las fuerzas del Polisario, llegando a «coquetear» incluso con las fronteras argelinas.

Argelia además denuncia que los aviones no tripulados marroquíes, así como los nuevos equipos aéreos de precisión de alta tecnología suministrados por Israel violan regularmente las fronteras argelinas para espiar o vigilar a las unidades armadas de este país. El jefe del Estado Mayor del Ejército argelino, según recoge Maghreb Intelligence, estaría convencido de que un enfrentamiento entre las defensas antiaéreas argelinas y los drones armados marroquíes «parece inevitable».

La actitud cada vez más beligerante de Marruecos en lo relativo al conflicto del Sáhara Occidental, así como las últimas maniobras militares que ha desplegado en el polémico enclave junto a Estados Unidos e Israel, bautizadas como African Lion, han aumentado las reticencias de Argel. Aunque desde Washington han negado que se hayan traspasado las fronteras del Sáhara, Rabat ya no esconde sus intenciones expansionistas y no teme enfrentarse a quien cuestione su soberanía sobre el Sáhara.

Comentarios
tracking