Fundado en 1910

24 de julio de 2024

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, en un momento de su discurso

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, en un momento de su discursoAFP

Hungría retrasa la entrada de Suecia a la OTAN tras el boicot de varios diputados del partido de Orbán

Se desconoce cuándo el Parlamento votará sobre la ratificación de la adhesión sueca, pero seguramente será después del 26 de febrero, cuando comiencen las sesiones de primavera

La entrada de Suecia a la Alianza Atlántica sigue en el aire. Turquía ya dio su visto bueno y parecía el hueso más duro de roer, pero ahora resulta que Hungría está dando los mayores problemas. Hoy, el partido de Viktor Orbán, Fidesz, ha boicoteado la sesión parlamentaria promovida por la oposición para tratar de concluir la ratificación del protocolo de adhesión del país nórdico a la OTAN.

Tal como estaba anunciado, los diputados del gobernante partido Fidesz no acudieron a la sesión. Al tener el Fidesz dos tercios de los diputados en la Cámara, no hubo hoy el quroum necesario para tomar decisiones.

«Los opositores están aquí y el Gobierno no. Es posible que Orbán esté defendiendo los intereses del presidente (ruso) Vladimir Putin, ya que es su interés hacer imposible que la OTAN se fortalezca», denunció Bence Tordai, diputado del partido ecologista Párbeszéd.

Otros diputados, como el socialista Tamás Harangozó, cuestionaron el discurso pacífico del Gobierno y de Orbán, que suelen hablar siempre de «paz» como su único objetivo frente a Ucrania.

«¿En qué medida apoya la paz el que se opone a la ampliación de la alianza que garantiza nuestra paz y seguridad?», se preguntó el parlamentario.

Y mientras que el Fidesz no estaba en el Parlamento, destacó la presencia de numerosos embajadores acreditados en Budapest de países miembros de la OTAN, como los representantes de EE.UU., Eslovaquia, Polonia, Dinamarca y Noruega.

Por el momento, se desconoce cuándo el Parlamento votará sobre la ratificación de la adhesión sueca, pero seguramente será después del 26 de febrero, cuando comiencen las sesiones de primavera.

Hungría y Turquía bloquearon durante más de un año la integración de Suecia a la OTAN.

Después de Ankara la ratificara a finales de enero, Budapest se ha quedado sola, a pesar de que anteriormente aseguraba que no iba a ser el último país en dar su visto bueno.

Los ministros y diputados del Fidesz justifican su negativa a una ratificación acelerada de la ampliación de la OTAN con las críticas «injustas» de Suecia contra Hungría sobre la deriva de los valores democráticos en el país.

Comentarios
tracking