Fundado en 1910

13 de julio de 2024

Fuerzas ucranianas en Donetsk

Fuerzas ucranianas en DonetskEFE

¿Por qué la última gran ofensiva rusa en Ucrania también ha sido un fracaso?

Más allá de avances anecdóticos en Jarkov –que Ucrania podría recuperar próximamente– y en Donetsk, Rusia no ha logrado conquistar ninguna plaza estratégica a excepción de Avdiivka, cuya defensa era insostenible para las fuerzas ucranianas

Avdiivka, la localidad situada en plena línea del frente de Donetsk, ocupada por las fuerzas rusas el pasado me de febrero tras una defensa insostenible por parte de Ucrania, es la única conquista relevante de las fuerzas rusas.

Y tampoco es decir mucho. La localidad carece de valor estratégico y tras la batalla no es más que una acumulación de escombros.

Los propagandistas militaristas rusos afirmaban que había sido una gran conquista que permitiría a las tropas rusas un gran avance hacia el oeste. No ha sido así. Las tropas rusas se han estrellado una y otra vez contra las reforzadas defensas ucranianas.

Lo mismo puede decirse del nuevo frente abierto el pasado mes de mayo en el norte de la región de Jarkov. Lo que se auguraba como una audaz maniobra rusa que prometía conquistar la ciudad de Jarkov y recuperar gran parte del territorio perdido en la contraofensiva ucraniana de septiembre-octubre de 2022, también terminó en nada.

Rusia pretendía crear en Jarkov una zona de amortiguamiento que alejara a las tropas ucranianas y a sus sistemas de artillería del territorio ruso, atajando los ataques ucranianos contra las regiones de Belgorod y Kursk y las incursiones de los grupos de voluntarios rusos contrarios a Putin que luchan con las fuerzas ucranianas.

La ofensiva rusa en Jarkov se saldó con unas conquistas territoriales anecdóticas y una montaña de muertos a sus espaldas. Desde el inicio de la ofensiva en Jarkov, Rusia ha estado acumulando unas bajas diarias que rondan los 1.500 muertos y heridos. En esta semana, las bajas rusas se sitúan en torno a los 1.200 muertos y heridos al día.

Con todo, la ofensiva rusa en Jarkov aún no ha finalizado. Rusia sigue emprendiendo operaciones al norte de la ciudad de Jarkov, en los alrededores de la localidad de Lyptsi, pero aún ritmo mucho más lento, lo que apunta a un agotamiento de los esfuerzos rusos.

También tratan de avanzar en Vovchansk y Starytsya, pero las fuerzas ucranianas siguen siendo fuertes en esos puntos y los rusos no parecen contar con las fueras suficientes para avanzar.

En Donetsk, las fuerzas rusas siguen lanzando asaltos a la ciudad de Chasiv Yar estrellándose oleada tras oleada a un altísimo coste en forma de bajas humanas y destrucción de material.

La situación en el campo de batalla parece confirmar la situación de bloqueo en los frentes. Una vez agotado el esfuerzo ruso, las fuerzas ucranianas tratarán de lanzar una contraofensiva limitada gracias al armamento occidental que ha empezado a fluir de nuevo hacia el frente.

Las fuerzas ucranianas podrían recuperar parte de los territorios perdidos durante la actual contraofensiva rusa, sobre todo en Jarkov, donde los avances rusos no están afianzados y donde se han empleado tropas formadas por soldados reclutados recientemente y de escasa experiencia.

Más allá de eso, ¿en qué consiste la derrota rusa en su actual contraofensiva? El alto mando ruso pretendía aprovechar el bloqueo durante meses de la ayuda occidental a Ucrania para dar un duro golpe a las fuerzas de Kiev, romper las líneas defensivas y lograr un gran avance en la mitad oriental de Ucrania.

También permitió recomponer la unidad de los aliados y socios de Ucrania, muy erosionada tras el fracaso de la contraofensiva ucraniana del verano pasado.

Asimismo, la ofensiva rusa en Jarkov convención a Estados Unidos y a varios de sus aliados –como Reino Unido, Francia, Alemania o los bálticos– de la necesidad de levantar el veto al empleo de las armas occidentales a atacar objetivos militares en territorio ruso.

En definitiva, la gran ofensiva rusa de 2024 no solo no ha logrado ninguno de sus objetivos, sino que ha fortalecido la coalición de ayuda a Ucrania que podría devolver el golpe en los próximos meses.

Comentarios
tracking