21 de julio de 2024

Perro maniquí de las Fuerzas Armadas de Nueva Zelanda

Perro maniquí de las Fuerzas Armadas de Nueva ZelandaEFE

Así es el nuevo perro maniquí de las Fuerzas Armadas de Nueva Zelanda

Es capaz de ladrad, gemir y sangrar como un animal de verdad

Las Fuerzas Armadas de Nueva Zelanda han adoptado a un nuevo y especial miembro para su departamento canino: Un perro maniquí de tamaño y apariencia reales. Aunque a diferencia de los perros que acompañan a los soldados en las misiones, su último recluta, un maniquí de pastor belga malinois.

Servirá para que los militares aprendan y practiquen cómo efectuar los primero auxilios a un animal herido en combate. Los soldados estacionados en el campamento militar Linton, en la localidad de Palmerston North, simulan cómo vendar la pata herida de un animal, realizar el masaje cardíaco o poner una vía para hacer una transfusión de sangre, entre otras maniobras de emergencia.

Y aunque el maniquí canino no puede moverse, sí emite ladridos, gemidos, simula la frecuenta cardíaca e incluso sangra, lo que hace más realista el aprendizaje de los militares, si la persona encargada de controlar la práctica pulsa un botón. El Ejército de Nueva Zelanda, al igual que otros países, suele desplegar perros militares en misiones de ayuda durante desastres naturales o para detectar explosivos, entre otras tareas de riesgo.

Comentarios
tracking