Fundado en 1910

25 de julio de 2024

Las

Las últimas adoradoras de Salamanca junto a su consiliario, Juan Robles,Obispado de Salamanca

La Adoración Nocturna de Salamanca cierra sus puertas por falta de relevo tras 89 años

Tras casi nueve décadas de oculta fidelidad acudiendo a adorar al Santísimo, se ven obligadas a cesar. «Lo vivimos con mucho dolor», reconocen

en la noche del 31 de diciembre de 1935, en la iglesia de las Jesuitinas de la calle Zamora, las primeras mujeres se congregaron para fundar la Adoración Nocturna Femenina de Salamanca. Quedaban apenas seis meses para que diera comienzo la Guerra Civil, y la violenta atmósfera que se vivía en las calles seguro que fue objeto de oración por parte de las adoradoras.

Después, 89 años más de fiel y abnegado acompañamiento en silencio al Santísimo Sacramento. Así ha sido hasta ahora, en que han comunicado que la Adoración Nocturna Femenina de Salamanca cierra sus puertas por falta de relevo generacional. «Cada vez somos más mayores y estamos más deterioradas, y salir de noche no es fácil para todas», han explicado Pepita Albarrán y Pepita Rodríguez, que llevan de adoradoras 39 y 35 años respectivamente.

«Se te quitaban todos los males»

Según ha explicado la diócesis salmantina, la Adoración Nocturna Femenina ha estado formada por mujeres de todas las clases, pero en su mayoría, muy cualificadas, como enfermeras, profesoras, etc. Como recuerda Pepita Rodríguez, a veces tenían que hacer turnos de adoración hasta las cuatro de la mañana y, sin apenas dormir, irse a trabajar: «Pero junto al Señor se quitaban todos los males e ibas como nueva, estabas hasta más fresca», apunta. «Yo pensaba que me iba a morir siendo adoradora, pero bueno, seguiré siéndolo aunque haya cerrado», añade Albarrán.

«Nos está costando un montón», reconocen, y con los ojos humedecidos por las lágrimas admiten que lo viven, «con mucho dolor». «Pero el Señor nos habrá marcado otro camino, que siempre estará a su lado», concluyen las fieles adoradoras.

Comentarios
tracking