Fundado en 1910

18 de julio de 2024

Shane y Jenn DeGross llevaban ocho años cuidando niños de acogida

Shane y Jenn DeGross llevaban ocho años cuidando niños de acogidaADF

Washington prohíbe a unos padres de acogida cuidar de más niños por oponerse a la ideología de género

Los funcionarios del estado han denegado el permiso de acogida de menores después de que el matrimonio expresara su oposición a la ideología de género

Solo en el año 2021, más de cuatro mil niños han entrado en el sistema de acogida del estado de Washington (EE.UU.) y no hay familias suficientes para poder darles un hogar a todos. A pesar de ello, la administración margina a algunas de ellas cuando no está de acuerdo con su posición acerca de las corrientes woke.

Esta es la situación que han vivido Shane y Jenn DeGross, a quienes el estado ha negado el permiso para continuar siendo padres de acogida. Como cristianos, este matrimonio se sintieron llamados a cuidar a niños en una situación de vulnerabilidad, algo que hicieron durante 9 años. En este tiempo, han pasado por su hogar cuatro menores, incluido un recién nacido, dos niños de 2 años y un pequeño de 3.

Cuando en 2022 quisieron renovar su licencia para continuar su labor, se enteraron de las nuevas regulaciones del estado, que les discriminaban porque como padres adoptivos no promueven la ideología de género. Concretamente, la administración requiere que las familias de acogida acepten usar pronombres para los casos en que los niños tengan conflicto con su sexo biológico.

Debido a su fe cristiana, el matrimonio DeGross cree que cada persona está hecha a imagen y semejanza de Dios y han de vivir de acuerdo a este diseño, por lo que se niegan a promover la ideología de género entre sus hijos acogidos. Según informa la organización ADF (Alianza para la Defensa de la Libertad, por sus siglas en inglés), la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos garantiza que no se puede obligar a los ciudadanos a repetir las opiniones de los funcionarios gubernamentales sobre temas controvertidos como la ideología de género, ni se les puede excluir de obtener una licencia, incluida una licencia para proporcionar cuidados de crianza, debido a sus creencias religiosas.

Una sentencia anterior

Aun así, el Departamento de Infancia, Juventud y Familias de Washington ha denegado renovación de Shane y Jenn porque la pareja no podía aceptar promover puntos de vista sobre la ideología de género que entraran en conflicto con sus creencias religiosas. Por esta razón, los abogados de ADF han presentado una demanda en nombre de los DeGross impugnando los requisitos inconstitucionales de Washington para posibles padres de acogida.

Un fallo judicial anterior ya prohibía una práctica parecida en este estado. En el caso Blais v. Hunter, se negó a una pareja que buscaba acoger y potencialmente adoptar a su bisnieta, debido a sus creencias religiosas. Los funcionarios estatales plantearon una serie de preguntas hipotéticas a la pareja para poner a prueba su postura sobre la orientación sexual y la identidad de género. Tras esto, un tribunal federal sostuvo que la política de Washington era inconstitucional y especificó que «las creencias religiosas respecto a cuestiones LGTBI no pueden servir para descalificar» a los solicitantes de crianza.

Aunque los funcionarios de Washington acordaron en un acuerdo que ya no exigirían a los solicitantes «que expresen su acuerdo con cualquier política relativa a cuestiones LGTBQ+ que entre en conflicto con las opiniones religiosas sinceras», ahora han seguido un procedimiento similar, insistiendo en que los padres deben estar dispuestos alentar a los niños a rechazar su sexo biológico, incluso si eso contraviene las creencias religiosas sinceras de los padres.

Comentarios
tracking