La leche y los productos lácteos se recomiendan en adultos para controlar la diabetes tipo 2

La leche y los productos lácteos se recomiendan en adultos para controlar la diabetes tipo 2Pixabay

Leche de vaca en adultos, ¿buena o mala?

Un nuevo estudio asegura que beber un vaso de leche y un yogur todos los días podría ayudar a evitar la diabetes «tipo 2»

la leche es una bebida rica en calcio, pero también en proteínas, vitamina D, potasio y minerales, sin embargo, durante los últimos años, diferentes estudios han puesto en entredicho los beneficios de la leche de vaca en adultos, incluso la prestigiosa Universidad de Harvard en Estados Unidos, publicó un artículo en New England Journal of Medicine en donde se aseguraba que para una dieta saludable no era necesaria la leche, e incluso, si se consumía en exceso podía llegar a ser perjudicial. El artículo 'Milk and Health' afirmaba que el calcio y los nutrientes de la leche hace que los huesos de los niños crezcan fuertes y sanos, algo que, sin embargo, no tiene efecto en adultos.
Otro estudio del profesor Christopher Gardner, del Centro de Investigación de Prevención de Stanford, sostenía que la ingesta diaria de calcio podría garantizarse fácilmente con alimentos alternativos y ejercicio. «Hay países como Japón e India donde la población es predominantemente intolerante a la lactosa, donde la ingesta de leche es baja y las tasas de fractura de cadera también son bajas. Pero muchas de esas culturas hacen más actividades con pesas que los estadounidenses», dijo. «Es mejor estar físicamente activo que beber leche como una forma de fortalecer los huesos», asegura el científico de nutrición de Stanford.

La leche contra la diabetes

Ahora, un nuevo estudio de un equipo de investigación italiano, que se presentará en la reunión anual de la Sociedad Europea para la Investigación de la Diabetes en Estocolmo (del 19 al 23 de septiembre), asegura que un vaso de leche al día reduce el riesgo de diabetes en un 10 %.
Los expertos realizaron búsquedas en metanálisis de dosis-respuesta de estudios sobre la relación entre diferentes alimentos y la diabetes tipo 2 en las bases de datos PubMed, Web of Science, Scopus y Embase.
Se analizaron 13 grandes estudios sobre dieta y diabetes y se llegó a la conclusión de que consumir productos lácteos puede ayudar a proteger contra la enfermedad. Descubrieron que un vaso de leche al día estaba asociado con una reducción del 10 % en el riesgo de diabetes, 200 gramos al día de cualquier producto lácteo con una reducción del cinco por ciento y un tazón de yogur con una reducción del seis por ciento.
La Dra. Annalisa Giosue, de la Universidad Federico II de Nápoles y autora principal del estudio asegura: «Los productos lácteos son ricos en nutrientes, vitaminas y otros compuestos bioactivos que pueden afectar favorablemente el procesamiento del azúcar en el cuerpo. Por ejemplo, se sabe que las proteínas del suero de la leche modulan el aumento de los niveles de azúcar en la sangre después de una comida. También se conocen los probióticos. tener un efecto beneficioso sobre el metabolismo de la glucosa, lo que podría explicar por qué descubrimos que el consumo regular de yogur está asociado con un riesgo reducido de diabetes tipo 2».
El estudio también encontró que la carne roja y procesada aumenta el riesgo de diabetes en un 22 por ciento en personas que consumen 100 gramos por día, que es la mitad de un bistec pequeño. En su lugar se puede comer una cantidad moderada de pescado y huevos.
«Las carnes rojas y procesadas son una fuente importante de ácidos grasos saturados, colesterol y hierro hemo, que se sabe que promueven la inflamación crónica y el estrés oxidativo, lo que puede reducir la sensibilidad de las células a la insulina. Las carnes procesadas también contienen nitratos, nitritos y sodio que, entre otros efectos adversos, puede dañar las células del páncreas que producen insulina», agregó el Dr. Giosue.

Así influye la ingesta de carne

La carne roja incluye carne de res, cordero y cerdo, mientras que la carne blanca incluye pollo y pavo. La carne procesada incluye tocino, salchichas y fiambres.
  • 100 g/día de carne total; 20% en riesgo
  • 100 g/día de carne roja; 22%
  • 50 g/día de carne procesada se asoció con un aumento del 30 % en el riesgo de diabetes tipo 2.
  • Una ingesta diaria de 50 g de pollo también se asoció con un aumento menor (4 %) en el riesgo de diabetes tipo 2.
Con estos datos en la mano los expertos recomiendan disminuir el consumo de carne roja y cambiar a proteínas con menos riesgos como pescado y huevos.
Comentarios
tracking