Lo que nunca debes hacer en verano con las lentillas

Lo que nunca debes hacer en verano con las lentillasPxhere

Salud ocular

Los expertos advierten: esto es lo que nunca debes hacer con tus lentillas en verano

Sara Bueno Fernández, Directora del Grado en Óptica y Optometría Universidad CEU San Pablo, ofrece las consejos prácticos para evitar riesgos oculares

En vacaciones, ya sea en la playa o en la piscina, hay que prestas especial atención a la salud ocular porque tendemos a relajar las costumbres y descuidar ciertas prácticas que tenemos interiorizadas durante el resto del año. La doctora Sara Bueno Fernández, Directora del Grado en Óptica y Optometría Universidad CEU San Pablo, ofrece consejos prácticos a los cerca de 30 millones de personas que en España usan gafas para corregir su visión o a los 3,5 millones que, además, utilizan lentes de contacto.
La doctora Bueno asegura que si somos de los que quieren seguir viendo bien con las gafas en interior o exterior y a todas las distancias, podemos acudir al óptico optometrista que nos aconsejará lo más conveniente:

Tipos de gafas graduadas para el sol

  • Gafas de sol graduadas clásicas
  • Gafas con lentes que cambian de color cuando les da la luz del sol (fotocromáticas)
  • Suplementos con lentes de protección solar tipo «clip» para muchos modelos, que se ajustan con unos pequeños imanes sobre la gafa graduada
  • Para bañarse: gafas de buceo o natación graduadas
  • Existe una gama muy amplia de gafas de protección solar adaptadas a cada tipo de deporte o actividad

Qué hacer con las lentillas

Si somos de los que prefieren las lentes de contacto en verano será necesario extremar las precauciones. La experta en Óptica y Optometría advierte: «no debemos nunca ducharnos, bañarnos o bucear con las lentillas puestas, ya sea en la piscina o en el mar, ni siquiera aunque tengamos los ojos cerrados. Lo menos importante es que hay muchas posibilidades de que se salga del ojo y se pierda».
Bueno Fernández añade que entre los posibles problemas se pueden sufrir úlceras corneales, infecciones bacterianas, y queratitis por Acantamoeba, que pueden incluso llegar a provocar la pérdida de visión. «La Acanthamoeba, es un protozoo que está frecuentemente en el agua y que en el 90 % de casos en que producen infecciones (pocas, afortunadamente) se dan en personas que usan lentes de contacto, especialmente blandas sin seguir los consejos de uso e higiene adecuados». Lo mejor, asegura la doctora, es ir a la playa o piscina sin las lentillas, con unas gafas graduadas con la adecuada protección solar, y si realmente necesitamos ver bien para nadar, la mejor recomendación es tener unas gafas de natación graduadas.
Comentarios
tracking