Fundado en 1910

16 de julio de 2024

La gobernadora de Oregon, Tina Kotek

La gobernadora de Oregon, Tina KotekFlickr

Barra libre del 'wokismo'

Oregón, a un paso de permitir el aborto y las cirugías trans en menores

Los republicanos cargan contra el proyecto de ley, que excluye a los padres de toda decisión que tomen los hijos al respecto

El Estado norteamericano de Oregón (oeste), gobernado por el Partido Demócrata, aprobó en la noche de este lunes el proyecto de ley 2002 B, que entre otras cosas permitirá a los menores someterse a una cirugía de reasignación de sexo u obtener un aborto sin el permiso de los padres.

Con una votación final de 36 sufragios a favor y 23 en contra, el proyecto de ley proaborto se dirige ahora al Senado estatal, también bajo el control de los demócratas, donde podría votarse esta semana antes de que la gobernadora, Tina Kotek, lo promulgue y entre con ello en vigor.

Tras conocer su contenido, los republicanos habían buscado a través de varias mociones enviar el texto a diferentes comités de políticas para estudiarlo en detalle. En este sentido, los legisladores expresaron su frustración porque hubiese recibido solamente una audiencia pública.

Si finalmente sale adelante, el proyecto de ley permitiría a menores de 15 años someterse a un aborto sin el consentimiento paterno. Además, los médicos no estarían obligados a revelar esta información a los padres a menos que reciban un permiso expreso por escrito del niño.

De la misma forma, la nueva legislación ampliaría el dinero de los contribuyentes para financiar la cirugía de reasignación de sexo, incluida la esterilización de niños de hasta 15 años, también sin la anuencia de los padres. No solo eso: las aseguradoras privadas también se verían obligadas a cubrir estos trámites.

El proyecto de ley también ordenaría que las universidades públicas y los colegios comunitarios con centros de salud para estudiantes proporcionen anticoncepción de emergencia y aborto con medicamentos.

Críticas republicanas

La líder republicana de la Cámara de Representantes, Vikki Breese-Iverson, de Prineville, calificó el Proyecto de Ley de la Cámara de Representantes 2002 B como una «violación atroz de la relación sagrada entre un padre y un hijo». «Como madre, puedo decir con absoluta certeza que el estado de Oregón no sabe más que yo sobre las necesidades de mis hijos», dijo, según recoge Fox. «Es insultante y exasperante».

Justin Hwang, presidente del Partido Republicano de Oregón, declaró por su parte: «HB 2002 es lo que sucede cuando los políticos progresistas y su base de extrema izquierda anteponen la ideología woke al sentido común. Este proyecto de ley representa un nuevo mínimo para Oregón y una pérdida aún mayor para los niños y los padres. Imagínese ser un padre o una madre que descubre que su hijo ha tomado una decisión que le cambiará la vida sin ningún consentimiento o notificación».

Imagine ser un padre o una madre que descubre que su hijo ha tomado una decisión que le cambiará la vida sin ningún consentimiento o notificaciónJustin HwangPresidente del Partido Republicano de Oregón

Lois Anderson, directora ejecutiva de Oregon Right to Life, señaló que el procedimiento mediante el cual se aprobó el proyecto de ley demuestra a lo que se enfrentan los habitantes de Oregón. «Aunque la gente nos ve como un gran estado a favor del aborto, la gente de Oregón, en las encuestas, quiere limitaciones razonables, incluso si se consideran a sí mismos a favor del aborto», dijo. «Pero estar a favor de decidir no significa para la mayoría de los habitantes de Oregón este tipo de política radical que tenemos».

Mientras tanto, los demócratas han argumentado que el proyecto de ley se redactó durante el año pasado como resultado de un grupo de trabajo convocado a raíz de la anulación de Roe v. Wade por parte de la Corte Suprema el verano pasado. «Este proyecto de ley es el resultado de una colaboración de un año entre docenas de legisladores y partes interesadas, incluidos pacientes, proveedores, defensores, grupos comunitarios y expertos legales. Protege, fortalece y amplía el acceso seguro y equitativo a la atención reproductiva y de reasignación de sexo: no importa quién sea, dónde viva o cuánto dinero gane», dijo el presidente demócrata Dan Rayfield en un comunicado de prensa.

Comentarios
tracking