Fundado en 1910

21 de julio de 2024

Un hombre entrena en un gimnasio

Un hombre entrena en un gimnasioFreepik

Así es la pastilla 'mágica' para ponerse en forma sin tener que ir al gimnasio

El hallazgo no se limita solo al ámbito deportivo: podría abrir la puerta a un nuevo enfoque en el tratamiento de la atrofia muscular, la insuficiencia cardíaca y enfermedades neurodegenerativas

Se vislumbra una solución revolucionaria para aquellos que no pueden o se resisten a practicar deporte: una pastilla. Aunque desde hace mucho tiempo los médicos han recetado ejercicio como método para mejorar y salvaguardar la salud, ahora, en un futuro próximo, un nuevo descubrimiento podría ofrecer beneficios similares a los obtenidos mediante la actividad física. Investigadores recientemente han hallado nuevos compuestos digestibles que parecen ser capaces de imitar los efectos del ejercicio, aunque por ahora, solo los roedores se librarán de las visitas al gimnasio.

Este hallazgo no se limita únicamente al ámbito deportivo. Podría abrir la puerta a un nuevo enfoque en el tratamiento de la atrofia muscular, la insuficiencia cardíaca y enfermedades neurodegenerativas.

Los resultados de esta investigación fueron presentados recientemente en la reunión de primavera de la Sociedad Química Estadounidense. Bahaa Elgendy, profesor de anestesiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis e investigador principal del proyecto, advierte que, aunque estos hallazgos son prometedores, el ejercicio sigue siendo fundamental para la salud mental y física. Sin embargo, en casos donde no es posible realizar actividad física regular, un fármaco podría ser un sustituto necesario.

Este fármaco podría imitar los efectos del ejercicio, contrarrestando la atrofia muscular y la debilidad que suele manifestarse con la edad, el cáncer u otras condiciones que impidan la actividad física. Además, podría contrarrestar los efectos de otros medicamentos, como los destinados a la pérdida de peso, que pueden ocasionar la pérdida tanto de grasa como de músculo.

Los cambios metabólicos asociados con el ejercicio comienzan con la activación de proteínas especializadas, conocidas como receptores relacionados con el estrógeno (ERR). Después de una década de trabajo, Elgendy y su equipo desarrollaron un compuesto llamado SLU-PP-332, que activa las tres formas de estos receptores, incluyendo la forma más desafiante, ERR. En experimentos con ratones, este compuesto demostró aumentar un tipo de fibra muscular resistente a la fatiga y mejorar la resistencia de los roedores al correr en una cinta.

Para identificar SLU-PP-332, los investigadores examinaron la estructura de los ERR y cómo se unen a las moléculas que los activan. Luego, para mejorar su descubrimiento, diseñaron nuevas moléculas que potenciaran la interacción con los receptores, provocando una respuesta más fuerte que la proporcionada por SLU-PP-332. Comparando su eficacia con la de los nuevos compuestos, los investigadores observaron un mayor aumento en la expresión genética en células del músculo cardíaco de rata tratadas con los nuevos compuestos. Esto sugiere que estos últimos podrían simular de manera más efectiva los efectos del ejercicio.

Estudios en animales indican que SLU-PP-332 podría tener beneficios contra la obesidad, la insuficiencia cardíaca y el deterioro de la función renal asociado con la edad. Además, la actividad de los ERR parece contrarrestar procesos dañinos en el cerebro en pacientes con enfermedades neurodegenerativas. Aunque SLU-PP-332 no puede atravesar la barrera hematoencefálica, algunos de los nuevos compuestos se desarrollaron con esta capacidad en mente.

Elgendy y su equipo planean probar los nuevos compuestos en modelos animales a través de Pelagos Pharmaceuticals, una empresa que cofundaron. También están explorando el potencial de estos compuestos como tratamientos para trastornos neurodegenerativos.

Comentarios
tracking