Fundado en 1910

24 de julio de 2024

Imagen de archivo de la región del Ártico

Imagen de archivo de la región del ÁrticoPexels

Los «virus gigantes» que podrían impedir el deshielo del Ártico

Una investigación científica asegura que estos agentes infecciosos podrían contribuir a mitigar el derretimiento, responsable de que cada década disminuya un 13 % el hielo de la zona

El hielo del Ártico está en retroceso debido, entre otros factores, al aumento de las temperaturas. Se estima que cada diez años este disminuye en torno a un 13 por ciento, por lo que algunas estimaciones consideran que, a este ritmo, entre 2030 y 2050 podría derretirse por completo al menos durante los veranos.

Pero una nueva investigación científica publicada en la revista Microbiome parece haber encontrado un remedio a esta fusión. Un equipo de científicos de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca, indagó en el hielo del Ártico y encontró un próspero ecosistema.

Según el trabajo, en esa agua en estado sólido de Groenlandia viven virus gigantes que podrían llegar a frenar ese deshielo. Esto se debe a que pueden ralentizar o detener el crecimiento de las algas negras de la nieve, unas de las grandes impulsoras del deshielo.

Según el estudio, estos virus, clasificados en el supergrupo de virus nucleocitoplasmáticos de ADN grande, son diversos y están distribuidos globalmente e infectan células eucariotas en ambientes marinos y de agua dulce, proporcionando un control biológico de la población de algas en estos ecosistemas.

El trabajo investiga por primera vez los virus gigantes –descubiertos por primera vez en el océano en 1981– y sus conexiones con huéspedes en hábitats de hielo y nieve. Tienen un mayor dimensión tanto en tamaño como en genoma, pudiendo llegar hasta los 2,5 micrómetros, cuando lo normal suele ser 0,3 micrómetros.

Los virus gigantes poseen genomas de aproximadamente 2,5 millones de letras, lo que los hace considerablemente más complejos que los virus comunes. Por ejemplo, los bacteriófagos, que son virus que infectan bacterias, tienen genomas de solo entre 100.000 y 200.000 letras. Se han descubierto en diversos entornos como océanos, suelos e incluso en seres humanos. Sin embargo, es la primera vez que se hallan en la nieve y el hielo, dominados por microalgas pigmentadas.

Pero, ¿cuál es la función de estos 'supervirus'? En el Ártico, además de hielo, proliferan otros seres vivos como osos polares, aves, peces y algas. Y estas últimas suponen un problema, ya que cuando florecen ennegrecen el hielo, lo que reduce la capacidad de este para reflejar el sol, acelerando su deshielo.

Los investigadores sospechan que los virus gigantes infectan a estas algas, lo que puede ralentizar la pérdida de masa helada. «No sabemos mucho sobre los virus, pero creo que podrían ser útiles para paliar el deshielo causado por la proliferación de algas», explica Laura Perini, directora del equipo de científicos. Por ello, los profesionales seguirán indagando para poder relacionar exactamente estos virus con el freno al deshielo de la zona.

Las tormentas eléctricas aceleran el deshielo

Otra investigación publicada en Atmospheric Research destaca que las tormentas eléctricas han acelerado directamente el actual proceso de retroceso del hielo marino que cubre el Océano Ártico: «Hasta hace poco, los rayos como fenómeno eran extremadamente raros en la región ártica del Polo Norte debido al intenso frío. Sin embargo, debido al calentamiento de la Tierra, las tormentas eléctricas se han vuelto más comunes allí en el veranos, y estas tormentas aumentan aún más el proceso de derretimiento de las capas de hielo, en un circuito de retroalimentación», explica el trabajo.

Uno de los autores de la investigación, el profesor de Ciencias del Medio Ambiente y la Tierra de la Universidad de Tel Aviv Colin Price, explica en un comunicado que la retirada del hielo aumenta aún más el calentamiento, porque las zonas oscuras del océano bajo el hielo, cada vez más grandes, absorben los rayos del sol que normalmente se reflejarían en el espacio. «Así se crea un circuito de retroalimentación: la retirada del hielo aumenta el calentamiento, lo que a su vez aumenta el derretimiento del hielo, y el ciclo se repite», expone.

Comentarios
tracking