05 de febrero de 2023

Lorena levanta el triunfo que la acredita como ganadora de 'MasterChef Celebrity'

Lorena levanta el triunfo que la acredita como ganadora de MasterChef CelebrityLa 1

MasterChef Celebrity

Lorena Castell sortea un conjuro gallego y gana a lo grande 'MasterChef Celebrity'

Tres platos sofisticados y de técnica perfecta permitieron a la presentadora catalana superar al actor Manu Baqueiro en el duelo final

Hay una frase que se repite en todos los programas de MasterChef, el auténtico mantra del programa: «Pónganle sabor la vida». Si hay una persona que le sabe poner sabor a su vida, y a las de los demás, o al menos esa es la impresión que da en pantalla, es Lorena Castell. Como le dijo el chef Jordi Cruz al final del programa de este martes, no ha pasado por las siete ediciones de MasterChef Celebrity una aspirante con mejor filosofía de vida. Ha sido la alegría de la huerta. Pero no ha ganado por simpática, sino porque ha trabajado y ha evolucionado sin perder, casi nunca, la sonrisa. No lo pudo impedir ni el conjuro gallego del otro finalista, Manu Baqueiro. Antes de entrar en el detalle de la crónica, no podemos dejar de elogiar la decisión de dividir la final en dos capítulos, lo que permitió que España conociese al ganador no al filo de las dos de la madrugada, sino a una hora muy razonable (23.46 horas).

Dos menús con raíz familiar

Los aspirantes dispusieron de dos horas para elaborar dos raciones de un menú completo: entrante, principal y postre.
«Que no sea seria no quiere decir que, cuando quiera algo, no vaya a por ello», explicó Lorena Castell antes de remangarse la chaquetilla y empezar a cocinar. Fue a por ello. Vaya si fue a por ello. A por el triunfo. Llegó con una base, aprendida de su madre y de su fallecida «yaya», y se va convertida en toda una chef. En la final elaboró un menú inspirado en los viajes que ha hecho con su hermano, que estaba en el plató junto a su madre y su novio: gamba roja de Palamós y aire de curry verde (entrante), fabas cremosas con almejas y toques indios (principal) y collage de lichi con palomitas de helado de rosas y perlas de lichi (postre).
La madre, el hermano y el novio acompañaron a Lorena Castell

La madre, el hermano y el novio acompañaron a Lorena CastellLa 1

Manu Baqueiro dejó de salir de fiesta y de ligar, que son las actividades que más le gustan junto a las propias de su profesión, para centrarse en cocinar. En tres meses no ha hecho otra cosa, acreditó su familia. Acudieron al plató para respaldarlo sus padres –separados años ha– y su hermano pequeño. «Tiene su casa llena de aparatos que no se sabe si es un laboratorio o un quirófano», reveló su madre. Al grito de «Galicia Calidade», el actor madrileño quiso honrar sus raíces gallegas con este menú: cigalas con perlas de tapioca y salsa de lías de albariño (entrante), mero a baja temperatura en hojas de plátano, espuma de caldeirada y aceite de cebollino (primero) y cremoso de queso con helado de almendra, velo café y bizcocho de sifón (postre).
Manu estuvo acompañado por su hermano y sus padres

Manu estuvo acompañado por su hermano y sus padresLa 1

Desde el inicio se observó una diferencia de ritmos entre los duelistas: «Lorena va a mil y Manu va a quinientos», juzgó el chef Pepe Rodríguez. Al rato lo confirmó el propio actor: «No llegó, no sé qué estoy haciendo».
Joan Roca se pasó a saludar a los dos duelistas, que apenas le hicieron caso porque estaban muy ocupados. Acompañó al chef catalán Massimo Bottura, italiano que ostenta tres estrellas Michelin.

El jurado, impresionado

Tras dos horas, llegó la hora del juicio final. Lorena impresionó con su entrante. Joan Roca: «Está muy bueno». Bottura: «Brava». Samantha Vallejo-Nágera: «Sofisticado, elegante». Pepe Rodríguez: «Gracias. Si quieres montar un restaurante, aquí tienes cinco socios». Jordi Cruz: «Está súper rico».
«Buen equilibro de sabores», juzgó Joan Roca el primero de Manu, y el resto de los comensales se sumaron al aplauso.
Llegó el turno del principal de la presentadora catalana. Roca elogió la técnica y Jordi Cruz lo catalogó de «alta cocina». Pepe Rodríguez puso un pero: que no evocase en ningún momento al plato base, o sea, a unas fabes con almejas tradicionales.
El mero del actor madrileño tuvo un problema: «La temperatura de cocción ha sido un pelín alta», diagnosticó Roca. Pese a ello, le quedó rico: «Es un mero que alucinas», exaltó Rodríguez.
Hasta este momento, Lorena parecía ir en cabeza. Cerró con un postre dedicado a su hijo y a su novio. «Es un postre maravilloso. La estética me ha enamorado», juzgó el chef italiano. «Es un diez», corroboró Rodríguez.
El postre de Manu no le fue a la zaga. «No tiene buena pinta, pero lo he hecho con todo el amor», anunció. Lo bautizó con el nombre del pueblo gallego en el que pasó su infancia, Malpica, y lo hizo acompañar con una queimada, conjuro (por el bien de su familia y de la familia de MasterChef) incluido . «Me ha encantado», elogió Bottura. «El menú es una gran comida gallega», concluyó Rodríguez.
El jurado se reunió para deliberar y eligió como ganadora a Lorena. Los 75.000 euros del premio los donó a la Fundación Juegaterapia. A su lado, su hijo celebraba la victoria de mamá, a la que ahora, tras tres meses de justificadas ausencias culinarias, recuperará.
Comentarios
tracking