Fundado en 1910

19 de julio de 2024

Daniil Medvedev, durante su partido de cuartos de final en el US Open

Daniil Medvedev, durante su partido de cuartos de final en el US OpenAFP

La brutal queja de un tenista en el US Open: «Un día un jugador morirá»

Daniil Medvedev ha cargado duramente contra la organización del US Open. El calor que está haciendo estos días en Nueva York sumado a la humedad de la ciudad hace que las condiciones sean bastante malas para jugar al tenis, sobre todo en las horas centrales del día, donde se alcanza una sensación térmica cercana a los 40 grados.

El partido de cuartos de final que ha enfrentado a Medvedev con su compatriota Andrey Rublev este miércoles a las 14:00 de la mañana hora local (20:00 horas en España), se ha disputado a 34 grados y con una sensación de 39, una temperatura que puede resultar peligrosa para los deportistas ya que pone en riesgo su salud.

Por ello, Medvedev ha alzado la voz hasta en dos ocasiones, pues la realidad del encuentro ha sido que ambos jugadores tuvieron que estar constantemente refrescándose para seguir jugando. «Algún día un tenista morirá aquí y vosotros lo veréis», fueron las palabras que dijo el ruso durante el partido para expresar su malestar por tener que estar jugando con ese calor.

Ya con el partido finalizado y con la victoria en el bolsillo –se impuso a Rublev por 6-4 6-3 6-4–, el moscovita de 27 años volvió a hablar sobre el calor asegurando que jugar en estas condiciones hacía que la victoria apenas tuviera importancia. «Las condiciones eran brutales, honestamente después del primer set no podía ni ver la pelota, ni pensar siquiera. Corríamos por la pista como robots. Lo mejor del partido es que ambos hemos acabado vivos», aseguró en rueda de prensa.

Cabe destacar que ambos jugadores necesitaron asistencia médica debido al calor y que el partido fue gris debido a las condiciones en pista. Jugar con este calor dificulta mucho el poder competir al 100 % y además no es la primera vez que en Nueva York algún jugador se ve obligado a retirarse al no poder soportar las altas temperaturas y la humedad. De hecho, grandes nombres como Djokovic o Federer también se han visto afectados por este asunto en el pasado.

Sin embargo, Andrey Rublev, restó importancia al calor, cree que no fue el motivo de su derrota y considera que las condiciones climatológicas también son parte del tenis: «No he pensado en mi salud, la verdad. Lo que pensaba era en luchar. Me daba igual lo duro que estaba siendo. En el deporte debes estar preparado para que ocurra cualquier cosa. Los mejores siempre terminan demostrando que están listos, y por eso son los mejores».

Un riesgo para la salud

No obstante, no es la primera vez que el calor es el gran protagonista de un partido de tenis durante este año. En el inicio de la gira por Estados Unidos, en el mes de julio, el tenista Wu Yibing tuvo que retirarse después de caerse desmayado por el calor.

Esto provocó que gran parte del mundo del tenis pidiese medidas para parar los partidos cuando las temperaturas sean muy elevadas, pero finalmente las cosas se dejaron como hasta ahora y el duelo entre Medvedev y Rublev vuelve a abrir el debate, pues es evidente que jugar a esas temperaturas y con tanta humedad es un riesgo enorme para la salud de los deportistas.

Temas

Comentarios
tracking