31 de enero de 2023

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés.

El presidente de la Generalitat, Pere AragonésDavid Zorrakino - Europa Press

Análisis económico

Cataluña sigue siendo la comunidad que más gasta

Cataluña, con 2.200 millones, y la Comunidad Valenciana, con 2.400, son los mayores generadores de déficit de todas las comunidades

En artículos anteriores hemos ido descubriendo la situación de las comunidades autónomas desde varios puntos de vista con los datos proporcionados por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE).
Hemos comprobado que han generado un déficit de 8.100 millones de euros, siendo Cataluña, con 2.200, y la Comunidad de Valencia, con 2.400, los mayores generadores de déficit de todas las comunidades.
Hoy vamos a ver cuánto se han gastado a 30 de junio de 2022 el conjunto de las 17 comunidades y lo vamos a comparar con el mismo período del año 2021, para ver cuáles son las comunidades que más están gastando.
El objetivo es tener un conocimiento cada vez más profundo de una organización muy criticada por su volumen de gasto, pero que en estos momentos está sirviendo de contrapeso al Gobierno central aunque, por otro lado, haya comunidades con un nivel de gasto absolutamente desaforado que habrá que controlar y reducir de forma drástica y seria.
Tenemos una Cataluña que es la comunidad que más gasta. A junio de 2021 se gastó 19.252 millones de euros. Andalucía, mucho más grande y con muchos más habitantes, gastaba 15.441 millones de euros en el mismo período de tiempo.
Andalucía se gastó 1.822 euros por habitante en los 6 primeros meses del año, mientras que Cataluña se gastaba 2.480 euros. Significa que la Generalitat de Cataluña va a recibir del Estado español casi 10.000 millones de euros más que Andalucía, lo que demuestra la capacidad de nepotismo que existe en la actualidad a la hora de enviar fondos a las comunidades autónomas.
A las amigas, lo que necesiten; a las de la oposición, leña al mono hasta que se canse.
Menos mal que todavía hay un mecanismo claro de reparto en los impuestos directos e indirectos que reciben las comunidades y que evitan que el nepotismo sea absoluto.
El Gobierno central tiene un mecanismo que son las transferencias corrientes para suministrar fondos a las comunidades amigas, además del famoso FLA, Fondo de Liquidez Autonómica, que se inventó Rajoy para evitar la quiebra por falta de liquidez de muchas comunidades, pero fundamentalmente Cataluña, que se lo pagó con un referéndum de independencia. Este fondo tiene todavía pendiente de recuperar más de 90.000 millones de euros, de los cuales Cataluña debe casi 70.000 millones.
¿Cómo han cerrado en gastos las comunidades autónomas los 6 primeros meses del año, sin contar operaciones financieras de compra de deuda para financiarse?
Las comunidades se han gastado un 3,8 % más que en el 2021 y se han ido hasta los 106.318 millones de euros.
Simplemente como nota, el segundo semestre suele ser de más gasto.
Aquí podemos ver que hay dos comunidades que a 30 de junio han gastado menos que el año anterior: Asturias y La Rioja. Asturias es un caso que habría que analizar de forma independiente, pues da la sensación de que es una comunidad en plena recesión por un montón de indicadores que muestran que está en franco retroceso.
De las 17 comunidades hay 10 por debajo de la media incluidas las dos que gastan menos.
Estas comunidades son Castilla y León, Galicia, Cataluña, que sólo incrementa los gastos un 1,8 %, Extremadura, Aragón, Andalucía, Castilla La Mancha y Madrid.
Las otras 7 comunidades están por encima de la media del 3,8 %. Destacan las últimas: Navarra, que se gasta un 8,7 % más, y que está en un coste por habitante de 3.686 euros que la llevan a 7.400 euros al año por habitante, en una comunidad uniprovincial que demuestra los desequilibrios que hay en el gasto entre las diferentes comunidades. Esta es otra comunidad que merece la pena en algún momento realizar un estudio personalizado para saber en qué se están gastando los políticos navarros el dinero público.
Y por último está Canarias, que también ha tomado en los últimos tiempos una deriva de derroche público que habrá que saber el porqué.
Si miramos en valor absoluto, la comunidad que más ha incrementado el gasto de nuevo es la Comunidad Valenciana, que lo ha hecho en 763 millones de euros, seguida de Canarias con 590 y Madrid con 516 millones.
Tener un gasto de 106.000 millones de euros es sin duda una barbaridad de dinero. Ahora bien: si pensamos que la Sanidad y la Educación costaron 125.000 millones de euros en el 2021, al menos sabemos que casi 66.000 millones han ido a pagar posiblemente las dos áreas más importantes de la economía del bienestar. Y si, por otro lado, pensamos que a 30 de junio y consolidado, la Administración Central, la Seguridad Social y las CC.AA. han costado 251.000 millones y que muchas de las comunidades aquí mencionadas están poniendo en un brete al gobierno de Pedro Sánchez con bajadas de impuestos y deflactación del IRPF, quizás merezca mirar con mejores ojos a esta organización del Estado que sirve para controlar otros desmanes.
En cualquier caso, habrá que seguir mirando con lupa sus gastos para evitar cualquier tipo de desmán posible.
Comentarios
tracking