Fundado en 1910

19 de julio de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

El Gobierno habrá consumido en marzo el 78 % de la deuda que había anunciado a Bruselas para todo el año

En los dos primeros meses ha crecido un 66 % respecto al mismo periodo del año pasado

Actualizada 04:30

Si hay un fallo claro en la situación económica de nuestro país y que es el Talón de Aquiles de Pedro Sánchez, es la deuda.

El Parlamento Europeo reunido en Estrasburgo ha aprobado las nuevas reglas fiscales para los próximos 4 años en los que hay que presentar planes anuales de cómo se va a bajar el déficit y la deuda en porcentaje sobre el PIB. El primero tiene que presentarse a finales de septiembre, cuando el nuevo Parlamento esté constituido.

España tiene un problema en las dos variables que exige el Parlamento: hay que presentar planes que bajen el déficit del 3 % anual y que la deuda vuelva al 60 % del PIB.

El Gobierno de Sánchez ha jugado muy fuerte en diciembre, cuando apostó por presentar un déficit irreal del 3,6 %, cuando sabe que se ha dejado de contabilizar no menos de 11.000 millones entre subvenciones y Otros gastos de Capital, que le van a ir trayendo de cabeza los próximos meses, si no quiere hacer la pelota más grande.

El Gobierno de Sánchez ha jugado muy fuerte en diciembre, cuando apostó por presentar un déficit irreal del 3,6 %

Hacienda ha enviado a Bruselas un documento oficial firmado el 27 de marzo de 2024 en el que se compromete a que el déficit será de 45.723 millones. En este documento las comunidades autónomas van a dar un superávit de 769 millones, mientras que las corporaciones locales darán un superávit de 3.635 millones, a la vez que la Seguridad Social producirá un déficit de 3.082 millones y la Administración Central de 47.045 millones.

A Bruselas, y Hacienda lo sabe, lo único que le importa es el déficit total. Está haciendo un brindis al sol obligando a superávit a las comunidades y a los ayuntamientos.

De momento, con solo un mes oficialmente contabilizado, estamos con 5.500 millones de déficit consolidado sin los ayuntamientos, así que el ritmo, solo con el mes de enero, es de 66.000 millones.

Hacienda y Economía saben a la perfección que este 2024 solo las pensiones suponen 11.000 millones más de gasto, y los ingresos por cotizaciones sociales es difícil que crezcan ese monto. Saben también que los intereses van a crecer unos 6.000 millones y que eso se tiene que pagar con más impuestos, que drenan la liquidez de los hogares y de las empresas y que, por lo tanto, se va a consumir menos y por ende a producir menos. Saben también que los salarios públicos van a subir en unos 8.000 millones, a los que habrá que sumar un presupuesto extraordinario de 12.000 millones de euros como mínimo para Defensa.

Todo esto suma la nada respetable cifra de 37.000 millones, y nuestra economía no puede sacar mucho más de los 625.000 millones que se recaudaron en 2023.

El déficit de este año va a ser superior al de 2023

Por lo tanto son perfectamente conscientes de que, si en 2023 presentamos un déficit de 53.159 millones, hoy tienen comprados todos los números de la lotería de que el déficit va a ser superior al del 2023, y que por mucho que crezca el PIB nominal, se van a ir muy por encima del 3 %.

Pero además tenemos la otra variable de la ecuación, la deuda sobre el PIB, y aquí el problema es todavía mayor. Es lo que voy a mostrar ahora, con el cuadro que he montado con la información del Banco de España. Vamos a ver cómo en los dos primeros meses de este año la deuda ha crecido un 66 % sobre la deuda generada en los 2 primeros meses del 2023 y un 100 % sobre la generada en 2022.

Abróchense los cinturones que vamos a tener un aterrizaje con muchas turbulencias:

Lo primero que llama mucho la atención es que en enero del 2022 fuimos capaces, gracias a la recaudación del mes de enero, de reducir en 2.148 millones la deuda y el año pasado en 12.696 millones, mientras que en enero de 2023 la deuda ha subido en 9.359 millones, como consecuencia de que dejaron la caja del Banco de España en 1.127 millones, el equivalente a 1 día de caja para efectuar pagos.

Pero si miramos febrero, vemos que siempre ha sido malo para el Gobierno de Sánchez, necesitando endeudarse en 16.478 millones en el 2021, en 30.143 en el 2022 (se pasaron de frenada en la amortización de deuda de enero del 2023) y en 19.548 millones este año.

Así vemos que en los 2 primeros meses del 2022 la deuda acumulada del año ascendió a 14.330 millones, en los primeros meses el 2023 subió a 17.446, un 22 % más que en 2022, y en el 2024 ha aumentado a 28.908 millones, que supone un 66 % más que en 2023 y el doble que en 2022.

Y les pongo los datos de mi estimación de lo que va a pasar en marzo, solo para que se le pongan los pelos de punta y duros como escarpias.

La deuda en marzo se va a colocar en más de 43.000 millones, cuando el Gobierno dijo a Bruselas que en todo 2024 serían 55.000 millones

La deuda se va a colocar en más de 43.000 millones, cuando le han dicho a Bruselas que este año completo necesitarán 55.000 millones, lo que significa que en el primer trimestre se habrán comido el 78 % de todo el año.

Aviso al Gobierno: Bruselas os pondrá de patitas en la calle como lo hizo con Berlusconi y con Zapatero precisamente por este tema, y el que avisa no es traidor.

Comentarios
tracking