Fundado en 1910

23 de julio de 2024

La vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de Hacienda y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero

La vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de Hacienda y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero

Los economistas advierten del «efecto perverso» del Impuesto de Sociedades del 15 % y desinflan su recaudación

REAF-CGE cifra en unos mil millones el impacto en España del nuevo tributo global impulsado por la OCDE

Los economistas no esperan un gran impacto en España en términos de recaudación ante el nuevo Impuesto de Sociedades del 15 %, aprobado el pasado mes de junio. Según sus estimaciones, rondará los 1.000 millones de euros, para un tributo cuya recaudación anual oscila anualmente entre los 25.000 y los 30.000 millones de euros.

El Gobierno, en Consejo de Ministros, aprobó la semana pasada el nuevo tipo mínimo del 15 % sobre el resultado contable ajustado para las grandes multinacionales. El tributo afectará a las compañías con una facturación superior a 750 millones de euros, lo que según estimaciones de Hacienda engloba a 126 grupos españoles y unos 700 con matriz extranjera y filial española.

«La OCDE estima que tendrá un efecto de 125.000 a 150.000 millones al año, pero la parte del león se la llevará Estados Unidos», ha afirmado este martes Jesús Quintas, vocal del Consejo General de Economistas (CGE). En rueda de prensa ha situado su impacto recaudatorio en nuestro país en el entorno de los mil millones de euros, aunque ha precisado que el organismo «no ha hecho una estimación concreta». La semana pasada, los sindicatos de Hacienda, agrupados en Gestha, elevaban la estimación hasta los 3.578 millones de euros adicionales al año.

«Efecto perverso»

Aunque la opinión mayoritaria del colectivo de economistas lo valora como una mejora de cara a la competitividad del sistema fiscal español, Quintas ha advertido también sobre el «efecto perverso» del nuevo tributo sobre las expectativas de recaudación, para aquellos países que decidan establecer tipos impositivos más altos. «El que se quede en un tipo del 22 % se puede quedar colgado de la brocha», ha asegurado, alertando de que incluso puede acabar motivando un retroceso de la recaudación si España mantiene en un tramo alto del arco impositivo.

«Todo parece indicar que la vuelta de los límites a la compensación de las bases negativas no se producirá en esta campaña»

En unas jornadas sobre el Impuesto de Sociedades, los economistas han constatado también que no es previsible que en este ejercicio entren de nuevo en vigor los límites a la compensación de las bases negativas, tumbadados por el Tribunal Constitucional. «Todo parece indicar que no operará en la campaña del 23 esa recuperación del impuesto de sociedades aunque esta en marcha un proyecto de ley. Por lo tanto las empresas podrán compensarse más base imponible», según Agustín Fernández, presidente del Registro de Economistas Asesores Fiscales.

Por su parte, Valentín Pich, presidente del Consejo General de Economistas de España, ha reclamado «una mayor celeridad en poner a disposición de las empresas los datos fiscales para que puedan ser consultados lo antes posible», dada que la opinión mayoritaria del colectivo es que el actual sistema tributario español es muy denso «no por la aplicación de las normas sino por la avalancha y la calidad de las mismas».

Asimismo, el presidente hizo mención a la encuesta del sistema tributario español que se ha presentado también hoy y ha hecho hincapié en el sentir general de los fiscalistas, que consideran que el sistema tributario español actual es peor que el del pasado y que la normativa es la causa principal de complicación del sistema fiscal.

Comentarios
tracking