Fundado en 1910

21 de julio de 2024

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.EP

Garamendi rechaza las «imposiciones» sobre la reducción de jornada: «Si es una medida política, que la tomen»

El Ministerio le ha dado a la CEOE una semana para que eleve sus propuestas por escrito

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha criticado las «imposiciones» del Gobierno en la negociación con agentes sociales para reducir la jornada laboral a 37,5 horas manteniendo el sueldo en 2025.

«Si esta es una medida política, que la tomen. Nosotros no la compartimos, pero que lo hagan», ha señalado el presidente de la patronal en una entrevista en RNE.

Estas palabras surgen un día después de que el secretario de Estado del Ministerio de Trabajo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, haya avisado a la CEOE de que esperarán hasta el próximo lunes para que la patronal eleve una propuesta por escrito a Trabajo sobre la reducción de la jornada laboral o, de lo contrario, pactarán con los sindicatos llevar el tiempo de trabajo de las 40 horas semanales a las 37,5 horas sin merma salarial.

«El término ultimátum me gusta poco», ha reconocido el presidente de la patronal, tras criticar la intención del Gobierno de que haya acuerdo, pero sin dar la posibilidad de hacer cambios en el documento ya planteado a los agentes sociales. «Yo a eso lo llamo monólogo desde el principio», ha señalado.

Tras las críticas del Ministerio de Trabajo a la CEOE por no haber hecho una propuesta sobre la reducción de jornada por escrito, Garamendi ha replicado que sí han hecho «muchas» verbales, pero ha acusado al Gobierno de no querer hablar de temas como absentismo, horas extras u otros que pudieran dar flexibilidad.

En este sentido, el representante de los empresarios ha insistido en que se debe pensar en los pequeños comercios o el campo, sectores que van a verse afectados «de una forma fundamental» por esta decisión.

«Que no se busquen excusas para olvidarse de la palabra diálogo, que es la que realmente a nosotros nos gusta, que cuando nos dejan, llegamos a acuerdos, pero estas son imposiciones», ha lamentado el jefe de la CEOE, tras apuntar que no hay resquicio que quepa en una norma que tacha de «generalista».

Aun así, el presidente de la CEOE ha asegurado que la patronal «siempre» va a ir a las reuniones y ha puesto en valor a los sindicatos y al papel del diálogo social, que considera «la mayor infraestructura que tiene España».

Sobre si hay presión para llegar a un acuerdo por la situación en la que se encuentra Yolanda Díaz tras las elecciones europeas, Garamendi ha preferido no entrar en valoraciones políticas, pero ha advertido de que estas decisiones, «tal y como se están gestionando, de diálogo social tienen poco».

Comentarios
tracking