17 de agosto de 2022

El Ayuntamiento de Palma, en una imagen de archivo

El Ayuntamiento de Palma, en una imagen de archivoAyuntamiento de Palma (palma.cat)

El alcalde socialista de Palma destituye a una edil de Podemos y cancela la semana del Orgullo gay

La decisión de José Hila de apartar a Sonia Vivas, regidora de Feminismo, había dejado en principio en minoría al actual tripartito, pero horas después Vivas ha entregado su acta de concejal

El alcalde de Palma, el socialista José Hila, ha destituido este jueves a la hasta hoy edil de Justicia Social, Feminismo y LGTBI, Sonia Vivas, de Unidas Podemos, por las desavenencias surgidas en los últimos días en el seno del equipo de gobierno municipal en relación a la organización de la Palma Pride Week. Dicho evento había sido impulsado por el departamento de Vivas, quien públicamente siempre se ha definido como lesbiana. La segunda decisión que ha tomado Hila esta mañana ha sido, precisamente, la de suspender la celebración de la Palma Pride Week, que debía tener lugar entre el 18 y el 28 de junio.
La consecuencia más inmediata del cese de Vivas ha sido que durante varias horas el tripartito que gobierna en Palma ha quedado en minoría, pasando de 15 a 14 ediles —sobre un total de 29 escaños—, ya que Vivas había anunciado a primera hora de la mañana que, en principio, no renunciaría a su acta de concejal y que pasaría al Grupo Mixto. Cabe recordar que el tripartito palmesano ha estado conformado desde el inicio de este mandato por nueve concejales del PSOE, tres de Unidas Podemos y otros tres de la formación ecosoberanista MÉS. En la oposición se encuentran, por su parte, seis regidores del PP, cuatro de Vox, tres de Cs y uno del Grupo Mixto que antiguamente estuvo adscrito a la formación naranja.
José Hilas y Sonia Vivas

José Hilas y Sonia VivasEFE / Creative Commons

Unas horas antes de que Hila acordase apartar a Vivas del equipo de gobierno, la regidora había dicho que, en realidad, era ella misma quien había decidido renunciar a su cargo como responsable de Feminismo, añadiendo que mantendría su acta. Sin embargo, a media tarde Vivas ha cambiado de opinión y ha anunciado a través de una carta que abandonaba el consistorio, lo que permitirá a Hila seguir manteniendo la mayoría absoluta una vez que haya sido ya designada la sustituta de Vivas. De este modo, se resolverá una situación de extrema tensión política que se había iniciado ya ayer, cuando Vivas había criticado con suma dureza a la teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, de MÉS, denunciando su «gestión nefasta» en la tramitación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana. Previamente, Truyol se había desmarcado de la Palma Pride Week y había exigido lealtad a Unidas Podemos.

Una crisis larvada

Vivas ya había amagado con abandonar el tripartito el pasado mes de mayo, al considerar que el portavoz del equipo de gobierno municipal, Alberto Jarabo, también de Unidas Podemos, había «colocado palos en las ruedas constantemente» para que no se llevase a cabo la Palma Pride Week, pese a ser una «celebración vital para el colectivo».
En cualquier caso, el origen de la crisis que ha culminado este jueves cabe situarlo en unas declaraciones realizadas la pasada semana por la fundadora de Ella Global Community y organizadora de la Palma Pride Week, Kristin Hansen, quien durante la presentación pública del evento ante los medios afirmó: «No vendrá solamente gente del colectivo. Vendrán familias y vendrá gente del campo que nunca ha visto quizás una lesbiana y va a decir: 'Mira, una lesbiana, es como cualquier otra persona'».
Poco después de que Hansen hubiera hecho estas declaraciones, se sucedieron las críticas por sus palabras, al entender que suponían un claro menosprecio a las personas de las zonas rurales. Así, se pronunciaron críticamente no sólo el alcalde, Unidas Podemos o MÉS, sino también la Federación de Entidades Locales de las Islas Baleares, el sindicato STEI o la entidad LGTBIQ Ben Amics, entre otros colectivos. Hansen se disculpó de inmediato y atribuyó el posible malentendido ocasionado por sus palabras a su falta del dominio del castellano, al ser alemana, pero pese a ello la polémica había ido creciendo día tras día hasta llegar al mencionado desenlace.

Continuas discrepancias

La existencia de discrepancias entre Hila y Vivas, que hoy han llegado a su capítulo final, se había venido produciendo por distintos motivos ya desde el inicio del actual mandato. El primer episodio en ese sentido se vivió a finales de junio de 2020, cuando la edil se pronunció en Twitter sobre la estatua del misionero mallorquín fray Junípero Serra que hay en Palma, después de que hubieran sido derribados sendos monumentos dedicados al santo en Estados Unidos, uno en San Francisco y otro en Los Ángeles. La regidora apuntó entonces de manera implícita a que sería bueno que también desapareciera la estatua de Junípero Serra en la capital balear. El alcalde se desmarcó de inmediato de esas declaraciones.
Con posterioridad, en noviembre de 2020, Vivas también afirmó en su cuenta personal de Twitter que «los hombres con penes pequeños suelen ser más beligerantes». La edil escribió este tuit en el marco de varios comentarios previos que había hecho también en dicha red social, en los que condenaba los últimos crímenes de violencia de género ocurridos en aquel momento en España, uno de ellos en Mallorca.
Finalmente, tras varios desencuentros más desde entonces, el alcalde de Palma ha destituido a Vivas este jueves. A juicio de Hila, Vivas traspasó ayer una «línea roja» con sus críticas a la teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, por lo que su cese inmediato se hacía ya inevitable. La sustituta de Vivas será previsiblemente Claudia Costa, también de Unidas Podemos. Por lo que respecta al posible futuro laboral más inmediato de Vivas, una opción podría ser que volviera a su antiguo trabajo como agente en la Policía Local de Palma, pero ese regreso parece hoy poco probable, por las burlas y vejaciones que sufrió en aquellos años por parte de algunos compañeros por su condición de lesbiana. De hecho, el acoso que Vivas padeció entonces motivó que con posterioridad presentase una demanda contra dos de esos compañeros, que fueron juzgados y condenados a sendas penas de prisión por un delito de coacciones.
Comentarios
tracking