06 de diciembre de 2022

Gabriel Rufián en su escaño

Gabriel Rufián en su escañoEFE

Un debate recurrente

Podemos, Errejón y el independentismo quieren que un millón de jóvenes de 16 y 17 años vote y los vote

Esquerra lleva este martes al Congreso una proposición para cambiar la Ley Electoral. No están pensando tanto en los derechos de la juventud como en sus propios intereses electorales

El debate sobre la ampliación del voto a los menores de 16 y 17 años vuelve este martes al Congreso de la mano de ERC. El grupo parlamentario de Gabriel Rufián lleva al pleno una proposición de ley para reformar la Ley Orgánica del Régimen Electoral General y extender el derecho al sufragio activo a un millón de españoles (según las cifras del INE). Que siga su curso parlamentario o muera aquí dependerá del PSOE, porque el voto de Unidas Podemos ya lo tiene.
Esquerra argumenta que entidades juveniles como el Foro Europeo de la Juventud, el Consejo de la Juventud de España y el Consell Nacional de la Joventut de Catalunya se han mostrado favorables a esta medida para «mejorar la calidad democrática» y el grado de implicación de la juventud en la vida política. «La evolución demográfica en Europa podría llevar a la creciente marginación de la juventud en el proceso político, que corre el riesgo de ser dominado por cuestiones principalmente de interés para personas de mayor edad», advierten los republicanos.
Lo que no explica ERC en su proposición de ley es que tanto el independentismo como la izquierda de nuevo cuño -Unidas Podemos y Más País- no están pensando tanto en los derechos de la juventud como en sus propios intereses electorales. Aspiran a mejorar sus resultados si el voto se extiende a los menores de 16 y 17 años, frente a los partidos tradicionales. Y no van desencaminados.
En el último CIS, Unidas Podemos, ERC, Bildu y Más País registran mayor intención de voto en la franja de los 18 a los 24 años que en casi todas las demás. Por el contrario, para el PSOE ese tramo de edad es el segundo más flojo: sus mayores nichos de votantes están a partir de 65 años. En el tramo de los 65 a los 74 años tienen una intención de voto de 13 puntos más que entre los votantes más jóvenes.
La intención de voto por cada franja de edad, según el último CIS

La intención de voto por cada franja de edad, según el último CIS

Estos últimos son, además, los más abstencionistas. En el barómetro conocido este mes, solo el 49 % declara que con toda seguridad irá a votar cuando haya elecciones. Entre los jubilados, ese porcentaje asciende al 76,8 %.
Durante esta legislatura, Pedro Sánchez ha hecho algunos guiños a la juventud, aunque de dudoso éxito: el bono cultural joven de 400 euros para quienes hayan cumplido los 18 años y la ayuda de 250 euros para el alquiler, de cuya gestión se están encargando las comunidades autónomas (y apenas está llegando). No en vano, la caída del voto joven preocupa en los cuarteles socialistas de La Moncloa y Ferraz, aunque el colectivo de pensionistas es mucho mayor.
ERC no es el primero. En realidad, desde abril de 2021 existe en el Congreso una Subcomisión para la reforma de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General. Se creó a iniciativa del PSOE y Unidas Podemos y estudia la conveniencia de hacer varias reformas en la LOREG, incluido el voto para los menores de 16 y 17 años.
De momento, antes del verano los grupos parlamentarios se pusieron de acuerdo para eliminar el voto rogado para los españoles residentes en el extranjero -era lo que más prisa corría-, y hasta la fecha ése es su único avance.
Sus miembros están elaborando un informe que supuestamente iba a estar listo el pasado mes de mayo, pero el plazo de los trabajos se ha ampliado hasta febrero de 2023. Teniendo en cuenta el parón que se producirá en las Cortes en primavera con motivo de las elecciones municipales y autonómicas, es complicado que ésta o cualquier otra reforma pueda estar lista para las elecciones generales de diciembre de 2023.
El derecho a sufragio activo para los menores de 16 y 17 años es muy minoritario en el mundo. En la documentación remitida por ERC, los republicanos citan Austria como el primer miembro de la Unión Europea que lo reconoció, en 2007. Actualmente existe en Brasil, Ecuador, Hungría, Eslovenia, Noruega, Argentina, algunos Estados de Alemania y el cantón suizo de Glaris.
ERC considera una incongruencia que los jóvenes no puedan votar a partir de los 16 años pero sí «acceder legalmente al mercado laboral, existe la obligatoriedad de pagar impuestos, el pleno consentimiento en los tratamientos médicos o el derecho de contraer matrimonio con justificante de estar emancipado con autorización de la patria potestad de otorgar testamento».
Comentarios
tracking