Fundado en 1910

19 de julio de 2024

Cárcel Soto del Real

En la cárcel de Soto del Real, en la Comunidad de Madrid, se han registrado desde 2015 un total de 104 agresiones

España

¿Cuáles son las cárceles más peligrosas de España?

El grado de peligrosidad de una prisión depende de varios factores, como las agresiones a funcionarios, las muertes de presos por sobredosis, suicidios, número de reclusos peligrosos y masificación del centro

En la actualidad en España existen 92 centro penitenciarios. Todos ellos dependen de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, a excepción de las catalanas y las vascas. Muchas de ellas son centros nuevos y esto ha obligado a que algunas de ellas hallan cerrado sus puertas. Actualmente en Toledo encontramos el centro penitenciario, en funcionamiento, más antiguo de España. Nos estamos refiriendo a Ocaña, que fue inaugurada en el 1701. Durante la Guerra Civil se convirtió en hospital militar. Durante la dictadura llegó a albergar más de 15.000 presos. El conocido como «cura verdugo», que se encargaba de dar el tiro de gracia, acabó con la vida de unos 2.000 presos políticos. En Ocaña estuvo encarrado Miguel Hernández y ahí escribió sus conocidas Nanas de la cebolla.

De todas las cárceles que existen en España, hay 8 de ellas que están abandonadas y se pueden visitar. ¿Cuáles? Tenemos la cárcel Modelo de Barcelona, la cárcel medieval Pedrazo en Segovia, la cárcel de Valdenoceda en Burgos, la cárcel vieja de Alcalá de Guadaira en Sevilla, la cárcel de Zamora, la cárcel de Palma de Mallorca, la cárcel de Baoto en Huesca y el Fuerte de San Cristóbal en Navarra.

La cárcel Modelo Barcelona se puede visitar actualmente

La cárcel Modelo Barcelona es una de las ocho cárceles españolas abandonadas que se pueden visitar actualmente

Teniendo en cuenta el número de cárceles que hay en España, no podemos preguntar, ¿cuál es la cárcel más dura y peligrosa en España? La respuesta no es fácil, aunque las estadísticas nos hacen hablar de Soto del Real. ¿Por qué? La estadística toma como base varios factores. Tenemos las agresiones a funcionarios, muerte de presos por sobredosis, suicidios, número de reclusos peligrosos, masificación… y otros factores que nos dan como resultado Soto del Real o Madrid IV; Estremera o Madrid VII; A Lama en Pontevedra, Morón de la Frontera o Sevilla II; y Albolote en Granada.

Esta estadística se puede reducir. Así Soto del Real y Estremera tienen el mayor número de agresiones a funcionarios; Morón de la Frontera por sobredosis y presos peligrosos; A Lama por muertes por causas no naturales y Albolote tiene el mayor número de agresiones a funcionarios mujeres y el mayor número de reclusos fallecidos. Todas estas cárceles están construidas para tener un máximo de 1.000 personas. Actualmente todas ellas albergan entre 1.200 a 1.400 reclusos.

La estadística nos dice que en España hay un agresión diaria a un funcionario. Los números nos aseguran que, aunque ha bajado el número de reclusos en un 10 %, las agresiones se han incrementado en un 13 %. Según se explica, esto tiene que ver con la crisis. Es decir, la falta de funcionariado por los recortes presupuestarios.

Estadísticamente la cárcel de Morón de la Frontera es la más peligrosa de España. ¿Por qué? Su elevado número de presos peligrosos y el récord de casos de sobredosis. Sobre el último punto hay un promedio de 4 muertos por año. Y la pregunta es, ¿por qué existen sobredosis en las cárceles? La causa principal, según los expertos, es la medicación legal. La mayoría toman ansiolíticos, antidepresivos o benziodepinas. Al no haber un control, por falta de personal, se producen las sobredosis. Los medicamentos se entregan los lunes, y se calcula que se reparten 14.000 pastillas. Ese día el trapicheo, robos y sobredosis forman parte de la rutina diaria.

La cárcel de Morón es la que más primeros grados tiene presos. Esto es, más presos peligrosos. Donde están ingresado se conoce, en Morón, como «módulo Gremlin». Estos presos han violado o matado. Alguno de ellos rascan el yeso de las paredes y se lo meten por la nariz. Con lo cual, Morón es uno de los destinos más incómodos para los funcionarios.

La prisión de A Lama es la prisión de España con más muertes por causas no naturales. Desde 2010 ha habido 56 muertos. También es la segunda en número de sobredosis, en suicidios. ¿Por qué ocurre esto? Por la masificación y el reducido número de funcionarios. Uno de ellos comenta que «los lunes damos 800 pastillas y se lían gordas».

Centro penitenciario da Lama

El centro penitenciario da Lama está masificado y es la prisión de España con más muertes por causas no naturalesBene Riobo

En Andalucía, a parte de Morón, tenemos otros penales conflictivos como Alhaurín de la torre en Málaga, Algeciras, Córdoba, Puerto de Santa María o Albolote. Desde 2010, en esta última cárcel, entre suicidios, sobredosis y muertes naturales, la cifra asciende a 52 reclusos. En Albolote las pasitillas se reparten los viernes. Es, también, el presidio donde más agreden a las mujeres funcionarias. Allí van a parar las peores reclusas de España. En los últimos años se han producido 22 agresiones.

Se puede concluir que no hay penales ni peores ni mejores en España. El grado de peligrosidad depende de varios factores. En líneas generales es la falta de personal. A lo que se añade una plantilla envejecida. Además de la masificación. Todo ello supone que se produzcan agresiones, trapicheos y extorsiones. A esto debemos añadir los bajos sueldos. La peligrosidad de muchas de los presos que hay en las cárceles españolas es la siguiente anécdota.

Cuentan que una vez se puso enfermo un conocido preso balcánico que estaba encarcelado en España por numerosas asesinatos. Fue atendido de forma muy amable por una facultativa de prisión. Hubo muy buena sintonía entre ambos. Él, agradecido, le prometió que cuando cumpliese los 15 o 20 años de condena y saliese de allí, tomarían juntos una cerveza. Ella le respondió que estaba casada. El preso, pasándose un dedo por el cuello, le replicó: «tranquila, de tu marido me encargo yo».

A pesar de todo lo dicho, estadísticamente hablando, se puede afirmar como conclusión que, según estadística de finales de 2022, Soto del Real, en la Comunidad de Madrid, es la prisión española más peligrosa para trabajar, ya que se han registrado desde 2015 un total de 104 agresiones, 18 de ellas en los primeros nueve meses de este año, según datos oficiales proporcionados por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Comentarios
tracking