Aficionados del Athletic Club de Bilbao en el entorno de la Catedral este viernes. A 05 de abril de 2024, en Sevilla, (Andalucía, España). La final de la Copa del Rey se disputará mañana sábado entre el Athletic Club de Bilbao y el Real Club Mallorca en el estadio de La Cartuja.
María José López / Europa Press
05/4/2024

Aficionados del Athletic Club de Bilbao en el entorno de la Catedral este viernesEuropa Press

Sevilla

La abultada consumición de una cuadrilla del Athletic antes de la final: 290 cañas y dos mil euros de factura

Un grupo de aficionados vascos le dio una alegría a un céntrico local de la capital andaluza cuando decidieron saciar su hambre y su sed en la previa del encuentro contra el Mallorca

Sevilla vivió una invasión de aficionados el pasado fin de semana con motivo de la celebración de la final de la Copa del Rey. Miles y miles de hinchas bilbaínos arribaron a la capital del Guadalquivir con la ilusión de ver a su equipo levantar por fin este trofeo, que se les resistía durante décadas. La aventura no pudo terminar mejor para ellos, ya que, después de todo un día dándole color a la ciudad y calor a su equipo, el Athletic se proclamó campeón tras derrotar al Mallorca en los penaltis tras una prórroga de infarto.

Con semejante invasión venida del norte (aunque no todos, ya que el Athletic es un equipo con varias peñas por Andalucía), los hosteleros, comerciantes y otros propietarios de negocios de Sevilla vivieron su particular agosto con ellos. No en vano, algunas cifras apuntaron a los 70.000 rojiblancos presentes en la urbe hispalense. Y se dejaron notar, vaya que sí.

Como toda final que se precie, los bilbaínos llegaron con ganas de fiesta (como así los del Mallorca, solo que estos no eran tan numerosos). En las últimas horas, ha trascendido la cuenta que una cuadrilla de ellos se gastó en la cervecería ‘La Vicenta’, en el casco antiguo, donde despacharon una factura de 2.254 euros. Nada mal.

Allí acudió este grupo de hinchas para comer y hacer la sobremesa antes de la final y así, pasar los nervios previos hasta el inicio del pitido inicial. El ticket que ha visto la luz detalla todo lo que pidieron estas, se supone, 15 personas, ya que se emitieron otros tantos servicios: 290 cañas de cerveza, que sumaron un importe de 522 euros, 14 platos de gambas, 13 raciones de lomito ibérico, 38 de queso, 13 copas de gintonic, 29 botellas de agua…así, hasta superar la cifra de los dos mil euros.

Eso sí, en redes sociales también se ha comentado que con semejante factura, la casa debería haberse estirado y tener con estos seguidores un detalle en forma de invitación o descuento, dato que se desconoce ya que no se detalla en la factura.

Comentarios
tracking