Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

Mossos d'Esquadra vigilan uno de los edificios de la plaza de la Bonanova, donde se encuentran los edificios okupados La Ruïna y el Kubo, a 11 de mayo de 2023, en Barcelona, Catalunya (España). Los Mossos d'Esquadra vigilan la plaza de Bonanova ante el aviso de más protestas hoy por la tarde contra la ocupación de estas dos fincas. Tras la amenaza de la empresa Desokupa de desalojar los edificios, finalmente ha anunciado que renuncia a hacerlo porque cree que "ya no hace falta", y confían en que un juzgado acepte su petición de medidas cautelares para ordenar un desahucio policial.
11 MAYO 2023;OKUPAS;OCUPAS;OKUPACIÓN;OCUPACIÓN;MOSSOS;MOSSOS D'ESQUADRA;DESOKUPA;INMUEBLES;VIVIENDAS
David Zorrakino / Europa Press
11/5/2023

Mossos d'Esquadra vigilan uno de los edificios de la plaza de la BonanovaEuropa Press

Cataluña

Los vecinos del barrio de la Bonanova de Barcelona, en alerta ante un posible desalojo de los edificios okupados

Los Mossos han preparado un dispositivo para este jueves que empezará a las seis de la mañana

El jueves se llevará a cabo el desalojo de los espacios conocidos como el Kubo y la Ruïna, dos edificios del barrio de la Bonanova, en Barcelona, que llevan años ocupados de forma ilegal. Y en los últimos meses han sido protagonistas por los enfrentamientos que los okupas de estas casas han tenido con algunos vecinos de la zona.
No es la primera vez que se intenta el desalojo, en marzo estaba previsto el lanzamiento para el Kubo, pero se decidió aplazarlo hasta que también hubiera una fecha para el otro edificio adyacente, y poder desalojar los dos edificios de forma conjunta.
Mientras tanto, los vecinos están en alerta ante lo que pueda pasar este jueves. Han recibido un aviso de los Mossos, de que el dispositivo empezará sobre las seis de la mañana, que habrá alteraciones de tráfico en la zona y que recomienda «no estar cerca del desalojo». La policía cuenta con que el operativo se pueda alargar todo el día.
Los comercios más próximos a las casas no saben si podrán abrir con normalidad. Y los vecinos, como es el caso de Juan, con quien ha hablado El Debate, no cree que sea «fácil» echar a los okupas. Es más, él no descarta que se vuelve a paralizar el lanzamiento.
Y Manuel explica que él tiene que ir a trabajar justo en el momento en el que se va a llevar el desalojo, y no sabe si va a poder salir de casa. Él también comparte la opinión de Juan de que no va a ser fácil, entre otras cosas, porque los okupas «han demostrado que no les importa nada».
Pero espera con ansias el día después, sobre todo porque se va a ganar en «tranquilidad», después de algunos altercados que han protagonizado con vecinos. Han circulado vídeos en los que se ha visto a los ocupantes de estas viviendas persiguiendo a vecinos con hachas, aunque ellos aseguran que se trataban de actos de defensa.

Los okupas responderán con «furia»

Desde luego, los okupas no lo van a poner fácil. Ya se ha hecho un llamamiento para «defender estos espacios» ocupados. La cita es a las seis de la mañana. Y advierten que estarán «en pie de guerra». De hecho, los colectivos que viven en los dos edificios han dejado claro que estarán preparados «para todo» cuando tengan que hacer frente al desalojo. Y han advertido que responderán «con toda la furia. La rabia y la imaginación siempre encontrarán caminos por los que manifestarse».
Y como ya ocurriera en marzo, los okupas han blindado los edificios. Han colocado vallas en las puertas y ventanas de las casas para dificultar la entrada de los efectivos policiales.
En medio de este panorama, la escuela La Salle Bonanova recomienda a las familias que acudan al centro en transporte público este jueves. Y es que la calle San Joan de La Salle estará cortada desde primera hora de la mañana. La dirección de la escuela también cerrará los accesos que dan a esta vía durante toda la jornada y ha suspendido las actividades extraescolares y de piscina que se llevan a cabo en un polideportivo próximo.
Comentarios
tracking