Míriam Nogueras (Junts) pasa frente a Pedro Sánchez y Teresa Ribera

Míriam Nogueras (Junts) pasa frente a Pedro Sánchez y Teresa RiberaEFE

El PP valenciano no descarta ir a los tribunales por la «cláusula catalana» pactada entre Sánchez y Junts

Los 'populares' aseguran que defenderán los «derechos como españoles y valencianos» ante lo que consideran una «discriminación»

Las primeras reacciones políticas después de conocerse que Pedro Sánchez ha pactado con Junts per Catalunya, el partido del todavía fugado de la justicia española Carles Puigdemont, la denominada «cláusula catalana» con tal de incluir un ámbito competencial a Cataluña en todas las leyes que lleguen al Congreso para ser aprobadas, no se han hecho esperar en la Comunidad Valencia, si bien es cierto que con diferentes grados de intensidad.

Las más clara han sido las del Partido Popular y Vox. Según fuentes del PP consultadas por El Debate, el acuerdo entre socialistas e independentistas supone una «discriminación hacia los valencianos respecto a los catalanes», por lo que no descartan acudir a la justicia: «Todo lo que sea un trato a favor a otra comunidad autónoma y que vaya en detrimento del interés de todos los valencianos y las valencianas no solo va a contar con la crítica del PP, sino que vamos a acudir a los tribunales».

Aviso de Compromís a Sánchez

La eventual decisión las mismas fuentes la sustentan en dos aspectos: «Primero, para defender los derechos que tenemos como españoles y valencianos y, sobre todo, para evitar esas discriminaciones que está produciendo el Gobierno de Pedro Sánchez solo por el intento de mantenerse un día más en la Moncloa», explican.

Respecto a Vox, su portavoz en las Cortes Valencianas, José María Llanos, afirma que «cuando un gobierno se somete a la corrupción y mantenerse contra viento y marea con el apoyo de delincuentes, todo cabe en ese chantaje». En este sentido, rechaza dicha «cláusula» es un símbolo de que los independentistas «quieren más después de la amnistía para realizar su proceso separatista y de quiebra de la nación española».

En cuanto a la izquierda, el PSPV-PSOE echa balones fuera y opta por reivindicar la gestión del Ejecutivo central en materia de financiación autonómica, a pesar de que este mismo jueves la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado que Cataluña merece un reparto de los fondos entre los territorios «singular». Pese a esa información, el portavoz socialista en las Cortes Valencianas, ha cargado contra el presidente de la Generalitat, Carlos Mazón.

Por su parte, el síndico de Compromís en el Hemiciclo valenciano, Joan Baldoví, aunque no ha criticado explícitamente ente las palabras de la número dos del PSOE ni el pacto entre socialistas y Junts, sí ha señalado que para los nacionalistas es conditio sine qua non para apoyar a Sánchez que «lo que se haga en Cataluña se ha de hacer en la Comunidad» Valenciana, por lo que lo contrario podría suponer «un motivo para dejar de dar apoyo» al Gobierno.

«Acuerdo de tapadillo»

Finalmente, fuentes de la Generalitat a las que ha tenido acceso El Debate califican el acuerdo en el Congreso de «inaceptable» porque significa que el Ejecutivo «se abre a negociar a la carta la aprobación de leyes con un partido separatista». «Ello supone la quiebra de todo principio de igualdad e implica un agravio más para los ciudadanos de la Comunidad Valenciana, que ven cómo el Gobierno central distingue entre ciudadanos de primera y de segunda según la conveniencia política del jefe del Ejecutivo», sostienen.

Además, censuran que sea un «acuerdo de tapadillo» que «atenta directamente contra la solidaridad interterritorial». «Y mientras tanto, se sigue sin abordar la reforma del sistema de financiación y el Gobierno además ofrece a Cataluña una financiación singular y plantea ya la condonación de 15.000 millones de su deuda. Todo ello es una discriminación palpable hacia la Comunidad Valenciana, la peor financiada de España», añaden las fuentes del Ejecutivo autonómico.

Comentarios
tracking