28 de junio de 2022

Coronel Rodríguez de Castro: «Las misiones de la OTAN supone una motivación extra para nuestros alumnos»

La Escuela de Caza y Ataque de Talavera la Real es el único centro militar español donde se forman los pilotos de los Eurofighter o los F-18El Debate

Entrevista al director de la Escuela Militar de Caza y Ataque

Coronel Rodríguez de Castro: «Las misiones de la OTAN suponen una motivación extra para nuestros alumnos»

La Escuela de Caza y Ataque de Talavera la Real (Badajoz) es el único centro militar española donde se forman los pilotos de los Eurofighter o los F-18

La invasión de Ucrania ha puesto en oído de muchos españoles las misiones de la OTAN donde España participa con los aviones Eurofighter, la joya de la aviación de combate europea. Letonia, Lituania son algunos de los países donde los pilotos españoles han ayudado en las misiones de 'Policía Aérea' a bordo de estas naves. Y todos se han formado en la Escuela de Caza y Ataque de Talavera la Real (Badajoz). El director de esta Escuela, el coronel Jesús Rodríguez de Castro, desvela en El Debate alguno de sus secretos.
¿Qué características requeriría un piloto que, en vez de especializarse en aviones de transporte, lo hace en aviones de combate?
–Nosotros estamos buscando tres características principales en un futuro piloto de caza de ataque. Primero una formación profesional con un alta cualificación en destrezas de vuelo, debido a que cuando empiezan a volar un avión de ataque, por sus velocidades, por sus prestaciones, en algunas ocasiones puede ser bastante más complejo de llevar que el avión que ha utilizado hasta entonces. Pero también necesita unas características psicológica. El avión de combate es normalmente de un solo piloto. Entonces requiere unas características psicológicas diferente al resto de aviones. Y luego, por último, evidentemente queremos también unas cualidades humanas. Tiene que ser una persona de total lealtad, credibilidad y una formación integral.
¿Qué valores se imparten en la Escuela Militar de caza de ataque que sean distintas al resto del Ejército en general?
–Esta escuela es una continuación de la Academia General de Aire de San Javier, con lo cual los valores que se imparten son los mismos que se vienen impartiendo allí y que realmente son los valores castrenses de las Fuerzas Armadas. En ese sentido no tenemos mucha diferencia en relación a otros ejércitos. Son todos esos valores castrenses como pueden ser el amor a la patria, la entrega, la disciplina, la lealtad, el compañerismo. Es parte integral de la formación que tienen los alumnos porque aquí se especializan en ser pilotos de caza de ataque pero, evidentemente, continúa su formación militar y su formación castrense.
Dos pilotos en plenas maniobras

Dos pilotos en plenas maniobrasMinisterio de Defensa

Ha mencionado que quien entra en la escuela, tiene ya unas características psicológicas. ¿Hay además algún tipo de formación psicológica?
–Aquí tenemos un gabinete de orientación pedagógica y una de sus secciones es la psicología. Se hace un apoyo a los alumnos e intentamos conseguir establecer los perfiles psicológicos de cada alumno para reforzar aquellas áreas donde más necesiten. Desde el punto de vista psicológico cada alumno es diferente, cada alumno necesita o tiene unos requerimientos diferentes. Pero como digo, la formación es integral, no solamente en los aspectos técnicos, sino también en los aspectos psicológicos. En ese sentido, se le presta mucha atención.
La situación en Ucrania o las misiones de los Eurofighter en Lituania o Letonia, ¿afectan de alguna forma a la escuela?
–A nosotros, como escuela, nos ha influido poco, porque con la enseñanza les vamos preparando precisamente para escenarios como el que estamos viviendo ahora mismo. A los alumnos, si acaso, lo que están viendo es que dentro de muy poquito tiempo pueden verse en esta situación. Lo están viendo como más real, más palpable. Y supone una motivación extra saber que dentro de poco dejan de ser alumnos como tal para convertirse en verdaderos profesionales con todo el bagaje que llevan en los cinco años Academia. Y podrán ejercerlo en misiones operativas y misiones reales que, al fin y al cabo, es para lo que llevan toda esta vida académica preparándose.
La relación con los vecinos de Talavera la Real (Badajoz), donde se sitúa la escuela, es tan buena que el pasado mes de abril les dedicaron un parque de la ciudad

La relación con los vecinos de Talavera la Real (Badajoz), donde se sitúa la escuela, es tan buena que el pasado mes de abril les dedicaron un parque de la ciudadMinisterio de Defensa

¿A las misiones internacionales van los mejores, los que tienen más experiencia?
–Realmente van aquellos que han alcanzado el nivel necesario para para ir, es decir, que estén listos. Lo que nosotros llamamos listo combate. Todos los que superen ese nivel tienen la posibilidad de ir.
Esta formación es eminentemente práctica. ¿Cómo han llevado la pandemia? ¿Cómo les ha afectado?
–Pues evidentemente ha afectado y hemos tenido que ser muy ágiles y tomar muchas medidas. La parte más puramente teórica se ha podido hacer de forma no presencial. Pero la parte de vuelo evidentemente tiene que ser presencial. En ese sentido, una de las cosas que hemos tenido a favor es que el número de alumnos es reducido. Tenemos una media de 12 alumnos. Entonces es relativamente fácil adoptar todas las medidas de prevención del contagio. Evidentemente se han utilizado mamparas y se han utilizado dispositivos para evitar el contagio. Pues podemos dar gracias que no hemos tenido muchos problemas en ese sentido. Lo que más nos preocupaba era cuando dos pilotos se subían a un avión. Pero las características del vuelo de los aviones de caza y llevar mascarilla independiente con sistemas de respiración independientes no ha sido factor y hemos podido desarrollar los cursos de manera satisfactoria.
Los alumnos de la Escuela de Caza y Ataque se forman para volar en F-18 y Eurofighter

Los alumnos de la Escuela de Caza y Ataque se forman para volar en F-18 y EurofighterMinisterio de Defensa

¿Cómo beneficia que la escuela esté integrada en una base aérea?
–La razón de ser de esta base aérea son los alumnos en su formación. No dejan ser alumnos pero ya viven lo que van a encontrar en un futuro, la vida cotidiana y diaria de una base aérea. Esta base aérea solamente era una escuela militar de caza de ataque hasta la reciente recepción del avión pilotado remotamente, el Predator , lo que la ha convertido también en una base operativa. Y cuando, sobre todo al final del curso, tienen que hacer algunas misiones conjuntas con aviones como el Eurofighter es un punto de ilusión que les llega puesto que ven que eso que han estudiado de manera teórica lo están llevando a la práctica.
A esos alumnos que al ingresar en San Javier todavía no han decidido en qué especializarse, ¿cómo les animaría a intentar ir a la escuela de caza y ataque?
–El mejor ánimo es hacer una visita, como hacen los alumnos de cuarto, para mostrarles lo que hacemos y que sepan lo que les espera. Es una visita solamente de escuela, pero evidentemente cuando van viendo lo que hacen las distintas unidades... ese es el mejor estímulo y el mejor incentivo que pueden tener. Saber el futuro que les espera en las unidades.
La escuela se encuentra dentro de la base aérea del Ala23

La escuela se encuentra dentro de la base aérea del Ala23Ministerio de Defensa

¿Qué futuro les espera?
–Es un futuro muy bonito. Es un futuro, desde el punto de vista profesional, muy ambicioso y muy exigente, es una formación constante y aparte de lo que van a hacer como en cualquier unidad de las Fuerzas Armadas en servicio a la sociedad, servicio a la población, hablando de un piloto de caza de ataque, es una profesión que es muy atrayente, muy motivadora. Es una profesión que te ofrece la posibilidad de ir superándote y formándote día a día. Y eso es muy bueno, es maravilloso.
Qué orgullo tiene que ser ver a los pilotos que han salido de la escuela en las misiones internacionales y también nacionales...
–De verdad que es un orgullo. Tengo la suerte de contar con magníficos profesionales desarrollando su función a todos los niveles. No solamente por los instructores, que hacen algo muy sacrificado como es dejar tu vida operativa en una unidad y venir aquí a dedicar unos años a formar a otros pilotos, sino por el resto de personal que está trabajando aquí, desde el personal que desarrolla el mantenimiento de la supervisión de los aviones. y todo el resto de personal que apoya y hace posible que esta base funcione con el objetivo de que 12 alumnos, 12 pilotos se conviertan en tenientes y puedan servir a España en las unidades de caza de ataque.

Escuela de Caza y Ataque

En esta escuela se forman los pilotos que trabajarán a bordo de los cazas de combate, los F-18 y los Eurofighter. Por lo tanto, es una especialización en la que se forma durante el último año de la carrera militar de oficiales, en el quinto curso.

​Para acceder a la escuela hay que haber pasado los cuatro primeros cursos en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia) y luego optar a alguna de las plazas que se ofertan cada año.

​La media de alumnos es de 12 cada año. Este 2021-2022, por ejemplo, son 13 alumnos.
Comentarios
tracking