Secuencia del S-81 emergiendo en aguas de Cartagena tras su inmersión dinámica

Secuencia del S-81 emergiendo en aguas de Cartagena tras su inmersión dinámicaNavantia

Armada española  Otro hito del S-81 Isaac Peral al superar su primera navegación dinámica

El submarino S-81 Isaac Peral superó este jueves un importante hito ante su próxima entrega a la Armada española, prevista para el próximo mes de noviembre. El S-81 ha llevado a cabo este jueves pruebas de inmersión dinámica, un paso clave en el exhaustivo proceso de comprobación de los complejos sistemas del sumergible. Navantia difundió este jueves un espectacular video del S-81 emergiendo en aguas cercanas a Cartagena.
La delicada operación de inmersión dinámica del S-81 fue seguida en todo momento por el buque Clara Campoamor, de Salvamento Marítimo, que ya ha participado en otras pruebas del nuevo y flamante submarino de la Armada española.
El pasado 5 de junio, el Isaac Peral alcanzó otro importante logro en su camino hacia la entrega a la Armada. La prueba SAT (Sea Acceptance Test), que fue llevada a cabo por personal de Navantia del proyecto S-80 y miembros de la Armada, consistió en una prueba en vacío de la esclusa de buceadores, donde se verificó el correcto funcionamiento de los sistemas de seguridad, pudiendo presenciarse la salida de buceadores de esta esclusa.
La serie S-80 Plus es una nueva generación de submarinos convencionales oceánicos con diseño y construcción completamente españoles. A diferencia de las Armadas que cuentan con submarinos nucleares, los S-80 Plus han apostado por un sistema AIP, de propulsión independiente del aire.
La ministra de Defensa, Margarita Robles, asistió el pasado miércoles desde el arsenal de Cartagena a una de las pruebas de navegación del S-81 a las que se está sometiendo dentro de la planificación de seguridad del sumergible. Robles aseguró que los S-80 son «una prioridad para la Armada» y recordó que el programa cuenta con una inversión de 6.000 millones de euros y prevé la creación de 7.000 puestos de trabajo en la construcción de sus cuatro submarinos, cuya última unidad está previsto se entregue a la Armada en 2028.
«Las Fuerzas Armadas españolas son modernas, eficaces y preparadas y tienen que tener los medios necesarios», ha destacado antes de rememorar los inicios del programa, cuando llegó hace cinco años al Ministerio y estaba en el aire su continuidad: «Es difícil y complicado, pero va a poner a la Armada española, a la industria de defensa y al país en uno de los primeros lugares del mundo en el ámbito de las fuerzas armadas».
Comentarios
tracking