Tren Avril

Tren AvrilEFE

Cronología de la caótica llegada de los trenes Avril a Galicia: de la promesa electoral al retraso y las averías

El primer tren Avril entre Madrid y Galicia sufrió una avería que provocó un retraso de más de dos horas y que tuvo que solucionarse remolcando el vehículo hasta la estación de Orense

Este martes se ponían en circulación los primeros trenes Avril que conectan Madrid con Galicia. Lo hacen cumpliendo a medias una promesa que se llevaba haciendo desde 2020 por parte del Gobierno central y con un arranque marcado por los retrasos y las quejas de los usuarios.

En octubre del año 2018 y, posteriormente, en 2020 el Ejecutivo central se comprometió a ponerse en marcha para solucionar la petición recurrente de los gallegos de reducir los tiempos de viaje entre Galicia y Madrid. El Ministerio de Transporte, liderado en aquel momento por José Luis Ábalos, fijó como objetivo el verano del año 2022. Lo hizo para hacerlo coincidir con el año Xacobeo. Pronto llegaron los avisos de retraso que fijaron una nueva fecha: noviembre del 2023.

En enero de ese año 2023, con Alfonso Rueda ya a la cabeza de la Xunta de Galicia, se envió una carta a la ministra Raquel Sánchez transmitiéndole la preocupación por el retraso de la puesta en marcha del proyecto que incluía a los trenes Avril y, por lo tanto, la prometida mejora de tiempos. En esta ocasión, el Ministerio ni siquiera contestó al líder del Gobierno gallego.

Días antes de las elecciones generales de julio del 2023, la ministra aseguró que los trenes Avril llegarían, tal y como se había prometido en la última ocasión, en noviembre. Los comicios se celebraron, llegó noviembre y la alta velocidad asegurada seguía sin cuajar en Galicia.

Fue en octubre cuando la Xunta mantuvo una reunión con el secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, David Lucas, en la que se confirmó el nuevo retraso que se extendería hasta el primer trimestre de 2024.

Sin embargo, el anuncio de unas nuevas elecciones autonómicas hizo reflotar el asunto y el propio ministro de Tranportes, Óscar Puente, organizó un acto rodeado de prensa en el que se probó uno de los nuevos trenes. Lo hizo en enero, en plena precampaña de los comicios y junto al candidato del PSOE a la Xunta, José Ramón Gómez Besteiro, y el alcalde de Vigo, Abel Caballero. Allí, dentro del tren y en la vía se fotografiaron sonrientes junto al convoy siendo sancionado posteriormente por la Junta Electoral gallega.

Y los Avril llegaron a Galicia

Este martes, se estrenó el servicio de trenes Avril entre Madrid y Galicia. El primer día, el resultado fue nefasto y llegó a acumular un retraso de más de dos horas. El vehículo se quedó parado sin electricidad y tuvo que ser remolcado por otro tren hasta la estación de Orense donde los pasajeros, visiblemente molestos, pudieron seguir su camino. En la segunda jornada hubo cierta mejora pero una avería en una puerta provocó media hora de retraso en el viaje.

Además de estos problemas que han afectado a los usuarios en los días de estreno de los trenes Avril, la Xunta avisa de que el servicio no «cumple con la oferta de frecuencias ni los tiempos prometidos».

La razón está en que los nuevos trenes han sustituido a las frecuencias ya existentes por lo que no ha supuesto un incremento en la oferta. Además, el tiempo en el que han disminuido los viajes está aún lejos de los 30 minutos rebajados prometidos.

Comentarios
tracking