04 de julio de 2022

Intercambiador Conde Casal

Intercambiador Conde CasalMetro Madrid

Infraestructuras

Los nuevos intercambiadores de Metro que revolucionarán el transporte en Madrid

Está prevista la construcción de cuatro intercambiadores diferente en las distintas entradas de la capital: Valdebebas, Conde Casal, Chamartín y Legazpi

Madrid se ha propuesto mejorar la movilidad de los madrileños. La dirección general de Infraestructuras de la Consejería de Transportes e Infraestructuras están trabajando para que los usuarios del transporte público cuenten en los próximos años con cuatro nuevos intercambiadores situados en Valdebebas, Conde de Casal, Legazpi y Chamartín. La idea es que todas las entradas a la capital tengan un intercambiador.
El transporte madrileño dará un vuelco en los próximos años. Madrid quiere conectarse aún más. Tiene grandes intercambiadores en todas las entradas por las principales autovías, pero faltan estos tres puntos aún para cerrar el círculo metropolitano de conexión entre autobuses urbanos e interurbanos con el transporte de alta carga. Estas nuevas infraestructuras contarán con tecnología puntera y nuevos sistemas que reducirán la huella de carbono.

Intercambiador de Valdebebas

2022 es el año en el que comenzará a construirse el primero de ellos: el intercambiador de Valdebebas-Ciudad de la Justicia-Hospital Enfermera Isabel Zendal. Este conectará con el servicio de autobuses urbanos, la red de Cercanías y la futura ampliación de la red de Metro de Madrid al barrio de Valdebebas. La obra está prevista que finalice a principios del año 2023.
Según han informado a El Debate fuentes de Metro Madrid, el edificio del intercambiador de 6.835 metros cuadrados construidos y distribuidos en dos plantas estará constituido por un acceso que incluirá rutas para circulación, áreas de espera de autobuses/taxi e información y un vestíbulo de cercanías con aseos, centro de transformación, cuartos de instalaciones y contadores, distribución, locales o zona comercial.
Intercambiador de Valdebebas

Intercambiador de Valdebebas

Entre los objetivos del ejecutivo regional se encuentra la reducción de la huella de carbono potenciando un transporte público de calidad en el arco noreste de Madrid.

Gran intercambiador Conde Casal

El futuro intercambiador de Conde de Casal empezará a construirse a finales de 2022 en el centro de la avenida del Mediterráneo, junto a la plaza del mismo nombre, y será un edificio integrado en el entorno con una cubierta vegetal. Su localización en superficie, y no bajo rasante, obligará a prolongar el actual paso subterráneo de la citada avenida –que perderá cuatro carriles– y a reconfigurar las aceras y los cruces de la zona.
Este intercambiador estará asociado a la estación de conexión de Conde de Casal de las obras de prolongación de la línea 11 de Metro desde la estación de Plaza Elíptica hasta, además, de mejorar las líneas de la Red de Metro L6 y L11 con los autobuses interurbanos procedentes de los municipios del sector de la A-3, con autobuses urbanos de la ciudad de Madrid, así como con otros sistemas de transporte
Intercambiador Conde Casal

Intercambiador Conde Casal

Con la construcción de este nuevo intercambiador mejorará las conexiones y ahorrará tiempo de viaje a los más de 117,3 millones de usuarios de los municipios de Madrid, Arganda del Rey, Rivas-Vaciamadrid, Campo Real, Valdilecha, Perales de Tajuña, Tielmes, Carabaña, Orusco, Ambite, Morata, Chinchón, Colmenar de Oreja, Belmonte de tajo, Valdelaguna, Mejorada del Campo, Velilla de San Antonio, Villarejo de Salvanes, Valdaracete, Belmonte de Tajo, Estremera del Tajo, Fuentidueña de Tajo y Villamanrique de Tajo.
Además, el edificio «verde», la reducción de carriles de circulación y la supresión de las paradas en el entorno de esta plaza del distrito de Retiro ayudarán a convertir lo que hoy es una calle «inhóspita» en una zona más agradable para los peatones e, incluso, para los coches, pues se prevé que se reduzcan los tiempos de trayecto con la nueva configuración, según los informes elaborados por el Consorcio Regional de Transportes.

Intercambiador de Chamartín en Madrid Nuevo Norte

La zona norte del paseo de la Castellana va a cambiar por completo en los próximos años y décadas. Con Madrid Nuevo Norte, el aspecto y la vida en esta zona se van a transformar para convertirlo en un referente en modernidad, accesibilidad y sostenibilidad. Uno de los ejes principales de este proyecto es la Estación de Chamartín, que se está quedando anticuada y se debe adecuar a las nuevas necesidades de los viajeros y su entorno.
Interior Estación de Chamartín

Interior Estación de Chamartín

En este marco está contemplada la ejecución de la primera línea de Metro automatizada se estrenará en Madrid Nuevo Norte, que partirá de la actual estación de Chamartín y contará con tres estaciones nuevas.
Dentro de las infraestructuras asociadas a Madrid Nuevo Norte se construirá un nuevo intercambiador en Chamartín, que contará con una capacidad estimada potencial de más de 105.000 viajeros al día y permitirá la intermodalidad de cuatro medios de transporte ferroviarios: alta velocidad, media/larga distancia, cercanías y metro y dos medios de transporte rodados: autobuses urbanos e interurbanos en 40 dársenas y 400 plazas de aparcamiento. La inversión prevista es de 65 millones de los que la Junta de Compensación aportará 30.
Plano del intercambiador de Chamartín

Plano del intercambiador de ChamartínMadrid Nuevo Norte

Por otra parte, se construirá en superficie y en paralelo a la línea de Metro Madrid Nuevo Norte un nuevo transporte rodado de alta capacidad con preferencia semafórica, el Bus de uso Prioritario (BuP), que circulará a lo largo de todo el desarrollo con conexión a todas las nuevas estaciones de Metro, y contará con un ramal de acceso al sur del barrio de Las Tablas y Sanchinarro.
El enlace con el sistema de transporte público se llevará a cabo también con el intercambiador de Plaza de Castilla y el área intermodal de La Paz, con el Metro de Chamartín (Línea 10 – Línea 1) y con la red de Cercanías, media/larga distancia y alta velocidad en la estación de Chamartín.

Intercambiador de Legazpi

La Comunidad de Madrid construirá este gran intercambiador que conectará las líneas 3 y 6 de Metro con los autobuses de la EMT y con los interurbanos procedentes de la A4. Un total de 22 líneas de autobuses urbanos y 9 de interurbanos confluirán en este punto. El comienzo de las obras está previsto para 2023 y la materialización y finalización de estas obras se calcula para el año 2025.
Comentarios
tracking