Ayuso avisa que el «relato de ETA» va ganando y exige al Gobierno que deje de instigar a Madrid con la luz

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

Ayuso anuncia nuevas rebajas fiscales para la compra y alquiler de viviendas que ayudarán a 450.000 personas

El Gobierno regional también ha lanzado medidas para combatir la despoblación de los municipios rurales

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha presentado un nuevo paquete de rebajas fiscales con un ahorro de casi 100 millones de euros para facilitar la compra y alquiler de inmuebles. La líder madrileña ya anunció durante la campaña electoral que esta legislatura iba a ser la de la vivienda y ya está dando pasos para consolidar la región en términos inmobiliarios.

Entre las medidas acordadas, se incluye una nueva deducción en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para contrarrestar la subida de los tipos de interés de los préstamos hipotecarios.

Para lograr esta rebaja se creará una bonificación del 25 % sobre la diferencia entre los intereses pagados y los que se habrían satisfecho tomando como referencia el euríbor de diciembre de 2022.

Hay que tener en cuenta que se establecerá un límite de 300 euros anuales y la condición de que el tipo de interés de la hipoteca sea variable.

Esta medida en materia inmobiliaria beneficiará a 450.000 contribuyentes, con un ahorro fiscal en torno a los 90 millones de euros.

Otra de las medidas que lanzará el Gobierno de Díaz Ayuso será la deducción de 1.000 euros en el IRPF que se destinarán a los propietarios que formalicen nuevos contratos de arrendamiento de inmuebles que hayan estado en desuso al menos un año.

Imagen de la ermita de Santamaria de la alameda

Imagen de la ermita de Santamaria de la AlamedaJesús Pérez Pacheco

Lucha contra la despoblación rural

La Comunidad de Madrid ha diseñado también un nuevo paquete de medidas fiscales para combatir la despoblación de los municipios rurales. Estas medidas están enfocadas en los menores de 35 años.

Estos jóvenes tendrán que establecer su residencia habitual en alguno de los 73 pueblos de la región con menos de 2.500 habitantes, bien sea en régimen de compra, reforma o alquiler.

Estos incentivos contra la despoblación generarán un ahorro a los contribuyentes cercano a los 9 millones de euros y comprende, por un lado, una deducción de 1.000 euros por traslado.

Además, se incluye una nueva rebaja en el IRPF por la adquisición o rehabilitación de su domicilio habitual, que será del 10 % del precio de adquisición o reforma, con un límite anual de 1.500 euros.

Asimismo, se le suma otra bonificación del 100 % en los impuestos de Transmisiones Patrimoniales en caso de adquisición de un inmueble de segunda mano, como de Actos Jurídicos Documentados, en caso de que sea nuevo.

Todas estas medidas que luchan contra la despoblación rural son acumulables. Un joven que traslade su domicilio a uno de estos municipios puede aplicárselas todas.

Comentarios
tracking