Fundado en 1910

20 de julio de 2024

La Princesa Ana, en una imagen de archivo

La Princesa Ana, en una imagen de archivoGTRES

Gente

La grave secuela que sufre la Princesa Ana tras ser golpeada en la cabeza por un caballo

El nuevo incidente acontecido en la Familia Real Británica demuestra que los Windsor vuelven a vivir un annus horribilis. Al cáncer que padecen Carlos III y Kate Middleton, se suma ahora el accidente que sufrió la Princesa Ana en su mansión de campo, Gatombe Park. La hermana del Rey se encontraba el domingo por la tarde dando un paseo por los terrenos de la finca cuando, casi con total seguridad, fue golpeada por uno de sus caballos en la cabeza.

La royal de 73 años se encontraba acompañada por su marido, Timohy Laurence, y sus hijos, Zara Tindall y Peter Phillips, que se pusieron en contacto con los servicios de emergencia. Una ambulancia aérea se trasladó para ofrecerle primeros auxilios, pero vieron necesario su traslado al hospital Southmead de Bristol. A 45 minutos de la casa y especializado en afecciones neurológicas, es el lugar en el que la Princesa se encuentra recuperándose de sus heridas leves y la conmoción cerebral que sufrió.

Fue el propio Palacio de Buckingham quien informó de la situación a través de un comunicado, indicando que Carlos III había sido de los primeros en enterarse de lo ocurrido. «El Rey ha estado estrechamente informado y se une a toda la Familia Real para enviar su amor más sincero y mejores deseos a la princesa para una rápida recuperación», explica el comunicado oficial.

Además, aseguran que la Princesa se encuentra tranquila y consciente. Por su parte, el Daily mail añade que, pese a su estado de salud estable, Su Alteza Real no recuerda con exactitud lo sucedido. La amnesia podría durar varios días mientras remite la inflamación de la cabeza, aseguran, al mismo tiempo que esperan que su recuperación sea «plana y rápida».

Timothy Laurence y la Princesa Ana, en una imagen de archivo

Timothy Laurence y la Princesa Ana, en una imagen de archivoGTRES

La Princesa Ana permanecerá durante varios días más en observación, por lo que se perderá sus compromisos oficiales previstos para esta semana. Hoy mismo tendrá lugar una recepción de la Familia Real a los emperadores de Japón Naruhito y Masako. Además, a finales de semana tenía previsto viajar a Canadá para comenzar una gira oficial.

Sin embargo, por consejos médicos, el Palacio de Buckingham ha decidido posponer el viaje, no sin antes confirmar que la Princesa se disculpa «ante aquellos a los que haya decepcionado o causado inconveniencia». Tal y como afirma la exsecretaria de la Reina Isabel, la royal se siente «furiosa» porque «detesta defraudar a la gente».

Comentarios
tracking