Fundado en 1910

13 de junio de 2024

López Obrador, en una imagen reciente

López Obrador, en una imagen reciente

México pide la suspensión de Ecuador de la ONU en una demanda presentada ante la Corte Internacional

De acuerdo con la Cancillería mexicana, la «violación» de la Convención de Caracas sobre asilo político, por parte de Ecuador, se tratará por separado

México pidió la suspensión de Ecuador de la ONU en la demanda que presentó este jueves contra ese país en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por el asalto de su embajada en Quito para capturar al exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas.

La sanción debería entrar en vigor «en tanto no se emita una disculpa pública reconociendo las violaciones a los principios y normas fundamentales del derecho internacional», dijo la canciller mexicana, Alicia Bárcena, al confirmar la formalización de la querella ante el máximo tribunal de justicia internacional de las Naciones Unidas, con sede en La Haya.

Con ello se busca «garantizar la reparación del daño moral infligido al Estado mexicano y sus nacionales», añadió la canciller en la conferencia de prensa diaria del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fuerzas policiales irrumpieron la noche del pasado viernes en la embajada mexicana para capturar a Glas, acusado de corrupción y quien horas antes había recibido asilo político de México tras lo cual el Gobierno mexicano rompió relaciones con Ecuador y anunció la demanda ante la CIJ.

Al enumerar los reclamos de México, Bárcena señaló que también se busca establecer un precedente para que un país que actúe como Ecuador sea «expulsado, en definitiva, de la Organización de las Naciones Unidas».

Por su parte, López Obrador confió en que la CIJ actúe con celeridad.

«La justicia tiene que ser rápida y expedita, y tiene que garantizarse la inmunidad diplomática (...). No puede permitirse a nadie que se actúe de esa manera (...). Si no se respeta el derecho internacional va a ser el mundo de los gorilas», subrayó el mandatario izquierdista.

Dos casos distintos

La demanda de México entrará en una primera etapa en la que se escucharán los argumentos de ambas partes, explicó Alejandro Celorio, consultor jurídico de la cancillería, en la misma rueda de prensa.

«Somos optimistas, el derecho internacional acoge a México», expreso el funcionario, quien explicó que en el curso del proceso otros países podrán intervenir.

«Estamos seguros que casi la totalidad de los Estados apoyan los argumentos de México porque estas son las reglas básicas de la comunidad internacional», dijo Celorio.

La querella fue radicada un día después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) condenara «enérgicamente» el allanamiento al resaltar la inviolabilidad de las sedes diplomáticas y su personal.

Celorio añadió que también se solicitó a la CIJ que ordene a Ecuador respetar la inviolabilidad de la embajada y que garantice su seguridad.

Bárcena detalló, en tanto, que la «violación» de la Convención de Caracas sobre asilo político, por parte de Ecuador, se tratará por separado, aunque no especificó las medidas. «Forma parte de otro proceso», sostuvo.

Alemania podría intervenir

Este jueves, el ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania informó que intenta comunicarse con Glas, quien también tiene nacionalidad alemana y se encuentra en huelga hambre, según su defensa.

Glas, de 54 años y vicepresidente del mandatario socialista Rafael Correa (2007-2017), fue hospitalizado por 24 horas el lunes por negarse a consumir alimentos dentro de la prisión de alta seguridad de Guayaquil, de acuerdo con el servicio penitenciario, pero Correa aseguró que se trató de un intento de «suicidio».

El exvicepresidente, quien en 2017 relató en un programa radial que su abuelo llegó a Ecuador «huyendo del nazismo», fue condenado a ocho años de cárcel por dos casos de corrupción.

En diciembre pasado se refugió en la embajada mexicana en medio de una nueva indagación judicial por presunto peculado en el manejo de fondos para la reconstrucción de poblados costeros devastados por un terremoto en 2016, que estuvo a su cargo.

Glas cumplió cinco años de su pena antes de salir bajo libertad condicional gracias a una medida cautelar, que lo obligaba a presentarse periódicamente ante la autoridad.

Comentarios
tracking