Fundado en 1910

21 de julio de 2024

Boris Pistorius, Ministro de Defensa de Alemania

Boris Pistorius, Ministro de Defensa de AlemaniaRonny Hartmann / AFP

Alemania inicia los preparativos para recuperar el servicio militar

El ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, ha advertido de la amenaza que supone Rusia para los países occidentales y ha propuesto la creación de un registro de varones militarmente aptos

Alemania ya lo venía advirtiendo, pero, este miércoles, el ministro de Defensa germano, Boris Pistorius, ha dado un paso más y ha presentado un propuesta para llevar a término, lo que, en principio, parecía tan solo una posibilidad. Pistorius ha anunciado la creación de un registro de varones militarmente aptos y poder reclutar así a varios miles de «los más motivados» cada año para prestar un servicio de entre seis y 23 meses en las Fuerzas Armadas alemanas.

Sin embargo, la propuesta del ministro de Defensa alemán no cuenta, todavía, con el apoyo del canciller alemán, Olaf Scholz, ni con el de su formación, el Partido Socialdemócrata (SPD). Aún así, Pistorius ha destacado la necesidad de recuperar el servicio militar por la amenaza que supone Rusia para Occidente. «La situación de amenaza es completamente distinta a la de hace unos años. Desde hace dos años y medio Rusia libra una guerra contraria al derecho internacional en Ucrania», denunció el ministro de Defensa.

En esta misma línea, el político alemán aseguró que a partir de 2029 Rusia será capaz de atacar militarmente los Estados de la OTAN. El ministro explicó que, tras la abolición del servicio militar en 2011 y las correspondientes estructuras de movilización, ha quedado en el Ejército «un gigantesco hueco». «En caso de tener que defendernos, mañana, pasado o en tres años, no podríamos movilizar porque no sabemos a quién. Esto es insostenible», subrayó Pistorius.

Para hacer frente a este problema, su propuesta pasa porque los 400.000 varones que cumplen cada año la mayoría de edad reciban un formulario que deben responder de forma vinculante sobre sus aptitudes físicas, su formación y su disposición a servir en el Ejército. El ministerio de Defensa alemán calcula que de estos un 25 % se podría declarar interesado. «Se seleccionará a los más en forma, a los más adecuados y a los más motivados», explicó.

De ellos, recibirían adiestramiento finalmente unos 5.000 reclutas –con un coste 1.400 millones de euros–, que después engordarán la reserva, una cifra que podría ir en aumento según aumenten las capacidades. Si no se lograse reunir a un número suficiente de voluntarios, se recurriría posiblemente al reclutamiento obligatorio, señaló Pistorius, que recordó que no obstante existe el derecho a la objeción de conciencia.

Asimismo, el ministro manifestó la esperanza de que unos 100.000 exreservistas estén dispuestos a regresar a la reserva, que en la actualidad se compone de unos 60.000 veteranos.

Temas

Comentarios
tracking