06 de diciembre de 2022

La policía municipal vigila con especial atención los entornos escolares

La policía municipal vigila con especial atención los entornos escolares

Vuelta al cole

El truco de la mochila de la DGT para dejar los niños en el cole y evitar 400 euros de multa

Tráfico toma cartas en el asunto para que llevar los niños al colegio o recogerlos no suponga un peligro para ellos

Estamos en las fechas de la temida vuelta al cole para todos los niños y adolescentes. Se trata de una escena habitual en cientos de centros escolares; decenas de coches bloqueando la calle para que los niños se bajen de los coches… sin olvidarse de sus mochilas.
Es por ello que conviene recordar una serie de pautas de seguridad referentes a la temida vuelta al colegio. Para empezar no hay ninguna normativa que autorice paradas excepcionales en las proximidades de los centros escolares, lo que significa que la policía municipal e incluso la Guardia Civil puede multarte por realizar mal esta maniobra.

Maniobras peligrosas

Es conocido que la maniobra que realizamos habitualmente para que se bajen o se suban los niños del coche no está permitida bajo ningún concepto. Es decir, que ni estacionar indebidamente, ni parar en doble fila forman parte de la regulación de los entornos escolares.
Parar en doble fila está siempre prohibido

Parar en doble fila está siempre prohibido, ademas de suponer un riesgo para el menor

Llegados a este punto conviene matizar la diferencia entre parar y estacionar. Por estacionar se entiende parar el coche y que el conductor se baje del mismo. Esta maniobra está prohibida en cualquier caso, salvo que se trate de una zona habilitada para ello. Así que más vale tenerlo claro.

¿Parar o estacionar?

Por parada se entiende una maniobra inferior a dos minutos y en la que el conductor no se baja del coche. Por lo tanto es algo puntual y que en ningún caso puede realizarse en doble fila. Parar en doble fila está siempre prohibido y se sanciona con una multa de 200 euros.
Lo habitual es que si la Policía nos ve realizando cualquiera de estas maniobras nos obligue a ponernos en movimiento. Bajo amenaza de una multa en caso de que no les hagamos caso de inmediato. De hecho hay coches patrulla con cámara que ni avisan, directamente multan a todos los coches mal estacionados. En todos estos casos la sanción es de 200 euros.
Así que a la hora de la vuelta al cole conviene matizar que cualquier tipo de maniobra que suponga parar el coche más de dos minutos está prohibida. Y aunque sea inferior a dos minutos no puede realizarse en doble fila ni entorpeciendo el tráfico.
Desde la DGT un año más nos recuerdan que se trata de una maniobra delicada por dos motivos: por un lado nos jugamos una multa y por otro no es la maniobra más adecuada para la seguridad de los niños. Es por ello que nos propone el truco de la mochila.

La maniobra de la mochila

Se trata de que guardemos las mochilas en el maletero siempre, de forma que los niños siempre se bajen del coche por la puerta pegada a la acera y vayan hasta el maletero a por sus mochila por la acera. Nada de salidas apresuradas con las mochilas desde el interior del coche. De esta forma nos obligamos siempre a aparcar correctamente para que los niños lleguen al colegio seguros.
Por cierto, en ciudades como Madrid, la normativa medioambiental obliga a que apaguemos el motor del coche cuando realizamos una parada. Esto significa que permanecer parados esperando a los niños con el motor en marcha, puede costarnos 200 euros adicionales de multa.
Comentarios
tracking