Pocas firmas en el mercado han hecho tanto volumen en tan poco tiempo

Pocas firmas en el mercado han hecho tanto volumen en tan poco tiempo

Insólito

La única marca que se permite el lujo de multar a sus propietarios

Esta firma, nacida en 2003, ha logrado revolucionar el mundo del automóvil y se permite el lujo de escoger a sus clientes

Hasta el momento tan sólo un selecto grupito de marcas de vehículos de alta gama se habían permitido el lujo de escoger a su clientela, vetando a compradores que pudieran dar mala imagen a la firma, tal y como ocurrió con el torero Jesulín, al que privaron de comprarse un Ferrari hace años.
El torero forma parte de una larga lista de famosos a los que la marca italiana no quiere venderles un coche, pues no lo considera buena imagen. La misma lista incluye también a especuladores que han comprado alguno de los coches de la firma y los han vendido al poco tiempo.

Territorio Tesla

Lo que jamás habíamos visto era una marca conocida como generalista, en este caso Tesla, que pudiera permitirse el lujo de elegir a su clientela, e incluso maltratarla.
Y decimos maltratarla porque la firma norteamericana ya aplica hasta dos correctivos a sus clientes en forma de multas.
El Cybertruck no es la fuente de problemas de Tesla

50.000 euros de multa por revender un Cybertruck

La primera de ella hace referencia a los afortunados compradores de una de sus primeras unidades del pick up Cybertruck, que deben firmar una cláusula por la que si deciden venderlo antes de un año después de su matriculación deben hacer frente a una sanción de 50.000 euros, que el cliente deberá pagar religiosamente.

Segunda multa

Por otro lado la segunda de las sanciones hace referencia a su red de cargadores, que a partir de ahora estrenan lo que la firma llama tasa de ocupación.
Tesla pide no recalibrar las baterías ocupando una plaza de carga

Hasta un euro el minuto por no retirar el coche a tiempo

Se trata del coste que van a tener que pagar si una vez recargada la batería al 80 % dejan el coche estacionado en la plaza reservada. En este caso, y según indica la firma, los propietarios deberán hacer frente de un pago entre 50 céntimos el minuto y un euro, en función de la hora y de los coches que puedan estar esperando para recargar.
Así, media hora aparcados puede costar unos 30 euros, una buena cantidad que sirve de muestra de los 'sobrada' de clientes que está la firma norteamericana de vehículos eléctricos.
Comentarios
tracking