Fundado en 1910

24 de julio de 2024

Los vientres de alquiler podrían prohibirse en la Unión Europea.

Los vientres de alquiler podrían prohibirse en la Unión Europea.GTRES

El Vaticano afirma que «no existe un derecho al hijo»

Un encuentro organizado por la Santa Sede solicita la necesidad de prohibir la maternidad subrogada.

Gabriella Gambino, subsecretaria del dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, moderó el evento «¿A qué precio? Hacia la abolición de los vientres de alquiler: prevenir la explotación y la mercantilización de mujeres y niños», que tuvo lugar en la sede de la ONU en Ginebra y que fue organizado por la Misión Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas. El encuentro tenía el objetivo de concienciar sobre la necesidad de «promover un compromiso común para garantizar la protección universal de la dignidad y los derechos humanos fundamentales de las personas implicadas».

«Turismo procreativo»

Gambino explicaba como este fenómeno ha generado un «turismo procreativo» causado por las diversas legislaciones de los países sobre los vientres de alquiler y que provoca «la explotación transnacional de mujeres y niños a través de esta práctica».

Además, Gabriella Gambino hizo referencia al reciente documento publicado por el dicasterio para la Doctrina de la Fe, Dignitas Infinita, el cual reafirma, entre otras cuestiones, la postura de la Iglesia sobre la maternidad subrogada, donde se declara que es una grave violación contra la dignidad humana. La subsecretaria, siguiendo con el hilo del documento, afirmó que «no todas las formas de engendrar son lícitas y que no existe un ‘derecho al hijo’ en términos estrictamente jurídicos que pueda justificar cualquier práctica procreativa», recordando que el hijo a lo que tiene derecho es «a tener un origen plenamente humano y […] a recibir el don de una vida que manifieste la dignidad de quien la da y de quien la recibe».

Referencia a «Dignitas Infinita»

La subsecretaria, siguiendo con el hilo del documento, afirmó que «no todas las formas de engendrar son lícitas y que no existe un ‘derecho al hijo’ en términos estrictamente jurídicos que pueda justificar cualquier práctica procreativa», recordando que el hijo a lo que tiene derecho es «a tener un origen plenamente humano y […] a recibir el don de una vida que manifieste la dignidad de quien la da y de quien la recibe».

Entre otras personas que intervinieron en el evento, como explica Infovaticana, se encontraban personalidades como Eugenia Roccella, ministra italiana de Familia, Natalidad e Igualdad de Oportunidades, que «habló sobre la gestación subrogada desde la perspectiva de la legislación italiana», así como Olivia Maurel, portavoz de la Declaración de Casablanca y líder de la campaña por la abolición universal de la maternidad subrogada que «ofreció su perspectiva desde los derechos de la infancia».

Comentarios
tracking