Fundado en 1910

18 de julio de 2024

Dos personas jóvenes en su nueva casa

Dos personas jóvenes en su nueva casaFreepick

El bajo salario y el inasumible precio de los alquileres impide a los jóvenes emanciparse y formar una familia

La juventud española de las que más tarda en abandonar la casa de sus padres. Nuestro país está cuatro puntos por encima de la media europea, que es de 26,4 años

A pesar de que la tasa de emancipación juvenil en España aumentó en el primer semestre de 2023 en un 16,3 % por primera vez desde 2020, la cifra sigue siendo muy baja si se compara con la media de la Unión Europea. De hecho, cada vez son más los jóvenes que deciden vivir con sus padres o posponer sus planes de formar una familia por falta de recursos o de una vivienda.

Según el último informe del Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud, la población de entre 16 y 29 años –7.088.690 en España–, muestra que el problema estructural de vivienda hace que nuestro país tenga una de las edades medias de emancipación más altas de Europa, a los 30,3 años. Problema de esto son «los salarios de los jóvenes» y «los inasumibles precios de las viviendas y alquileres», explica a este medio Sonia Bentué Ceresuela, directora comercial de Unlatch.

La imposibilidad los jóvenes para emanciparse es un problema social derivado de problemas económicos, que finaliza no siendo «debidamente trabajado» por parte de los políticos. Actualmente, aunque se ha vivido una ligera mejora, la tasa continúa lejos de los niveles alcanzados antes de la pandemia (18,7 %).

Tal y como explica la experta en viviendas, España tiene una media de emancipación que está en torno a los 30 años. A pesar de ello, la media de edad de las personas que se adentran en la aventura de comprar una casa, está en los 41 años. De estos, un 50 % se ubica en un nivel socioeconómico alto o medio alto, un 23 % en la clase media y un 26 % en un estrato medio bajo o bajo. En cualquier caso, «antes de los 35 es complicado», apunta Bentué Ceresuela.

Esta situación deriva en otros tipos de problemas, asegura, ya que si una persona joven no se pueden cambiar de casa, tampoco pueden tener su propia familia y, por lo tanto, «influye en la natalidad».

Situaciones similares en Europa

Según Statista, la juventud española de las que más tarda en abandonar la casa de sus padres. Tal y como muestran las cifras, nuestro país está cuatro puntos por encima de la media europea, que es de 26,4 años. En este sentido, España es el quinto país donde los jóvenes más tardan en emanciparse de los 27 Estados miembros de la Unión Europea.

Infografía: Los jóvenes españoles, entre los europeos que más tarde se independizan | Statista Más infografías en Statista

En la mayoría de los países del norte y oeste de Europa, los jóvenes abandonan el hogar con 20 años o 25. Sin embargo, el resto de países se marchan de su casa familiar pasados los 30. Los jóvenes croatas so los que más tardan en emanciparse, ya que poseen una media de 33,4 años. A este país le sigue Grecia, con 30,7. Al contrario, Finlandia, Suecia y Dinamarca se llevan el pódium, porque la media de edad es de 21,3; 21,4 y 21,7 años respectivamente.

Bentué recalca que Francia se enfrenta «problemas similares en materia de vivienda para jóvenes». El precio del alquiler de viviendas es cada vez mayor, y la falta de oferta y la subida de precios suponen un serio problema. En Reino Unido, la vivienda en propiedad está experimentando cambios, donde, «un 26 % de los jóvenes de entre 20 y 34 años vive en la casa de sus padres», haciendo notable la dificultad para acceder a viviendas propias. En Alemania también son significativos, puesto que decenas de miles de estudiantes alemanes «no han podido encontrar alojamiento para el inicio del nuevo semestre académico».

Diferencias por comunidades

En cuanto a las comunidades autónomas, también se nota una brecha en la edad de emancipación. Con una tasa por encima de la media española se sitúan Cataluña (20,9), Canarias (19,1), Murcia (18,2), Madrid (17), Asturias (16,6) y Baleares (16,4). Esto ocurre porque «los mayores problemas se encuentran en las grandes ciudades», anota experta

Por debajo de la media aparecen Aragón (16,2), Comunidad Valenciana (15,5), Navarra (15,5), Galicia (15,3), País Vasco (14,8), Extremadura (14,8), Castilla y León (14,7), La Rioja (14,7), Castilla-La Mancha (13,3), Andalucía (12,9) y Cantabria (11).

A pesar de los precios y sus salarios, que rondan los 1.250 euros, «los jóvenes españoles ven en el alquiler como una salida», afirma la directora comercial de Unlatch. Además, en cuanto a cuanto al género, las mujeres siguen emancipándose más que los hombres (19,4 % frente al 13,3 %).

Comentarios
tracking