Fundado en 1910

25 de julio de 2024

vacuna

Europa Press

Ozempic, el famoso fármaco para tratar la diabetes que podría reducir el riesgo de sufrir cáncer colorrectal

Según las estimaciones, este 2024 se diagnosticarán en España 286.664 casos, lo que supone un ligero incremento con respecto al año 2023

Las personas con obesidad tienen, a diferencia del resto de ciudadanos, una alta posibilidad de sufrir varias enfermedades, entre ellas diabetes tipo 2. Gracias a la investigación y los avances científicos, cada vez menos pacientes con esta enfermedad padecen graves síntomas. ¿La causa? La creación de los fármacos llamados GLP-1RA que ayudan a controlar el peso.

Entre ellos se encuentra el invento científico y extraordinario de 2023: el Ozempic, una inyección «milagrosa» que actúa como un saciante y ayuda a los diabéticos, entre otros pacientes, a controlar la ansiedad y parar de comer. No es el único medicamento encargado de ello, otras marcas como Trulicity, Wegovy y Zepbound, realizan la misma acción.

En este sentido, y según varios estudios, los ciudadanos que tienen obesidad, además de sufrir infartos, padecer derrames cerebrales o trastornos mentales, entre otras afecciones fatales, tienen mayor riesgo de padecer cáncer colorrectal. Por ello, y siguiendo la metodología que se empleó con el Ozempic y los síntomas de la diabetes tipo 2, los investigadores se plantearon una pregunta. ¿Pasaría lo mismo con este tumor maligno?

El cáncer colorrectal, según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), es una masa maligna que aparece en el colon o el recto, o en ambos sitios. Es una enfermedad en la que las células anormales en el colon o el recto se multiplican sin control hasta que forman un tumor maligno (canceroso).

Según las estimaciones de la Sociedad, este 2024 se diagnosticarán en España 286.664 casos, según los cálculos de REDECAN, lo que supone un ligero incremento con respecto al año 2023. De este total, las neoplasias malignas más frecuentes serán las de colon y recto (44.294), mama (36.395), pulmón (32.768), próstata (30.316) y vejiga urinaria (22.097).

Para tratar de dar respuesta a su pregunta, varios investigadores de la Universidad Case Western Reserve examinaron los registros médicos de más de un millón de personas con diabetes tipo 2. Tras esto, comenzaron a ver las estadísticas y a estudiar el riesgo que existía de poseer un cáncer colorrectal entre las personas que ingerían o se inoculaban hasta siete tipos de medicamentos diferentes y las que no.

Qué descubrieron los científicos

El análisis demostró que las personas con diabetes que tomaron el medicamento GLP-1RA presentaron un menor riesgo de desarrollar cáncer colorrectal que las que recibieron otros medicamentos para la diabetes. Además, según relatan en le estudio, la protección fue mayor en aquellas que tenían sobrepeso u obesidad.

En este sentido, y siguiendo los datos publicados en el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, las personas que recibieron medicamentos como el Ozempic presentaron un riesgo de desarrollar cáncer colorrectal un 50 % menor que las que recibieron insulina para controlar su diabetes. De hecho, según informaron, el riesgo fue un 42 % menor que el de quienes recibían metformina, un medicamento común para tratar la diabetes, en aquellos pacientes donde la dieta y el ejercicio no han sido suficientes.

Así, según recoge la institución sanitaria de EE.UU., el doctor Nathan Berger, codirector del estudio, afirma que este estudio clínico es «de vital importancia» para reducir «la incidencia del cáncer colorrectal en pacientes diabéticos, con o sin sobrepeso y obesidad».

A pesar de los buenos resultados que han obtenido de los estudios, todavía no está confirmada su eficacia. Se necesitan más investigaciones para confirmar estos embargo, los investigadores afirman que seguirán estudiando e investigando para aprender y poder enseñar a la población cómo actúan estos medicamentos y si realmente sirven para reducir, como creen hasta ahora, la posibilidad de tratar unos de los cánceres más letales.

Comentarios
tracking