Fundado en 1910

20 de julio de 2024

Puesto de mando avanzado instalado en el polideportivo de La Gándara

Puesto de mando avanzado instalado en el polideportivo de La GándaraEFE

Los rescatadores de los espeleólogos están revisando tres galerías y esperan tener noticias en «pocas horas»

La hipótesis más plausible es que puedan haber tenido un «traspiés» y haberse hecho daño en un tobillo o una pierna

Los efectivos de rescate del Gobierno de Cantabria están revisando tres galerías de la cueva Garma Ciega-Sima del Sombrero, en Soba, donde se busca desde este domingo a los dos espeleólogos de Castilla y León y esperan tener noticias de si se encuentran en estos ramales «en muy pocas horas».

Así lo ha informado este lunes a los medios el coordinador de Emergencias del 112 Cantabria, Javier Allende, que ha explicado que, después de no haberles encontrado en la travesía que figuraba en su recorrido, que es la principal y que está «bien señalizada» aunque es «difícil», los equipos de rescate han optado por explorar los puntos «a donde más podrían haber ido», que son estas tres galerías, donde en un principio no se les ha buscado y donde si se quedaran si luz o tuvieran algún accidente podrían tener «un problema».

Descartados esas galerías, la búsqueda continuaría con el río, que es una zona «muy difícil de pasar». Allende ha indicado que los equipos de rescate han entrado este lunes en la cueva sobre las siete de la mañana y espera tener alguna noticia «en unas pocas horas». «Nos dirían si han entrado o no, y a partir de ahí debemos cambiar la búsqueda».

El responsable de Emergencias ha explicado que la entrada y la salida de la cueva es «difícil» y hay que salvar un desnivel de unos 400 metros trepando por cuerdas. En la parte de abajo hay un río sin corriente y de poca profundidad. El recorrido es de seis kilómetros que se pueden hacer de pie pero en los que hay zonas estrechas, con gateras aunque «no excesivamente complicadas».

Respecto a los espeleólogos, una chica y un chico de unos 30 años, la información de la que dispone el 112 es que él había realizado la ruta el año pasado y es «bastante experto».

Por todo ello, Allende ha considerado «difícil» la hipótesis de que se hayan desorientado porque la ruta principal «está muy bien señalizada», ha insistido. «Las propias instalaciones, el ver un pasamano, una cuerda, te va guiando hacia donde tienes que ir. Y hay una zona en la cual puede ser un poco más complicado, pero hay un hito», e incluso en algunas zonas se han puesto reflectantes para ver el camino a seguir.

Entonces, la hipótesis más plausible para el técnico es que puedan haber tenido un «traspiés» y haberse hecho daño en un tobillo o una pierna; lo que, de haber sucedido, se habría producido en una de las tres galerías que se están explorando actualmente, ha comentado.

Igualmente se les está buscando fuera de la cavidad, por si, en el caso de haber salido, se hubieran «despistado» y en vez de ir hacia el parking se hubieran adentrado en el monte. Aquí son los agentes del Medio Natural los que tratan de localizarlos puesto que son «los expertos y los conocedores» de la zona, «muy difícil de andar y fácil de enriscarse entre maleza y rocas», además del helicóptero y los drones.

Comentarios
tracking