Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

Varias piezas de carne

Varias piezas de carneRawpixel.com/Jakub Kapusnak

La carne de laboratorio podría ser más perjudicial para el medio ambiente que la animal

Un estudio no revisado por pares cuestiona el supuesto beneficio ecológico de la carne artificial en sus actuales formas de producción

El potencial de calentamiento global (una métrica ambiental medida en kilogramos de emisiones de CO2) de la carne de laboratorio podría ser entre cuatro y 25 veces mayor que el promedio de productos cárnicos naturales vendidos en tiendas.
Así lo plantean en un estudio todavía no revisado por pares investigadores de la Universidad de California en Davis (UC Davis) tras haber evaluado el ciclo de energía necesario y las emisiones de gases de efecto invernadero involucradas en todas las etapas de producción de carne cultivada en laboratorio en comparación con la de res. De confirmarse la tesis, el supuesto beneficio ecológico de esta carne artificial quedaría seriamente comprometido, al menos en sus formas de producción actuales.
Los investigadores señalan, no obstante, que podría haber formas efectivas de reducir significativamente esa huella de carbono a largo plazo, aunque uno de los mayores inconvenientes, dicen, es la necesidad de medios de cultivo altamente refinados, que son los que permiten que las células se multipliquen en un entorno de laboratorio.
«Si las empresas tienen que purificar los medios de crecimiento a niveles farmacéuticos, utilizan más recursos, lo que aumenta el potencial de calentamiento global», dijo el autor principal y graduado de doctorado Derrick Risner, en un comunicado. «Si este producto continúa produciéndose utilizando el enfoque 'farmacéutico', será peor para el medio ambiente y más costoso que la producción convencional de carne de res».
Si bien la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó la venta de carne cultivada en EE.UU. el año pasado, todavía no se comercializan dichos productos en el país a pesar de la aparición de una serie de nuevas empresas, particularmente en Silicon Valley, que intentan capitalizar la idea. En marzo, además, la FDA consideró que un producto de pollo cultivado producido por la empresa Good Meat era seguro para el consumo, lo que significa que solo necesitará la autorización del Departamento de Agricultura de EE.UU. para comenzar a venderlo.

Dependencia

Las empresas productoras de carne cultivadas en laboratorio han tratado de dejar de depender de los ingredientes de grado farmacéutico para centrarse en cambio en los de grado alimenticio, lo que haría que el cultivo de carne en laboratorio fuera mucho más competitivo desde el punto de vista ambiental.
Si las empresas hicieran ese cambio, el potencial de calentamiento global de la carne cultivada podría terminar siendo entre un 80 % más bajo y un 26 % más alto que la producción convencional de carne de res, según los investigadores.
Sin embargo, acabar con la dependencia de los ingredientes de grado farmacéutico sigue planteando un reto extremadamente difícil. «Es posible que podamos reducir su impacto ambiental en el futuro, pero requerirá un avance técnico significativo para aumentar simultáneamente el rendimiento y disminuir el costo de los medios de cultivo celular», dijo en el comunicado Edward Spang, profesor de la UC Davis que está trabajando con empresas del Área de la Bahía de San Francisco para desarrollar aún más la tecnología.
Comentarios
tracking