Fundado en 1910

04 de marzo de 2024

El torero Miguel Ángel Perera tras su faena al mejor toro de la corrida

El torero Miguel Ángel PereraEFE

Romance de Valdemorillo

García Pulido y Miguel Ángel Perera, los grandes protagonistas con sendas orejas en el cierre de Valdemorillo

Con cara feliz, la gente – acude a Valdemorillo – hablando de Juan Ortega – y su personal estilo, - de su naturalidad – que a todos ha complacido – aunque, si el toro protesta, - le falta algo de dominio. – ( Los futboleros ensalzan – a Bellingham y a Vinicius. ) - Muestra su cara más triste – este loco febrerillo – pero en el moderno coso – no hace viento ni hace frío. - Casi se llena la Plaza – pero Urtasun no ha venido.
La Virgen de Lourdes, hoy, - este milagro ha traído-: los toros de Alcurrucén – encastados y en el tipo – nos devuelven la emoción – que muchas tardes perdimos.
Lleva veinte temporadas – de matador de tronío – don Miguel Ángel Perera - : siempre luce poderío. – El segundo es un buen mozo – ya de salida aplaudido – pero aprieta en las querencias: - hay que medirlas con tino. – Consigue imponer su mando – cuando se mete en su sitio - pero no es ningún borrego – y saca un genio algo arisco. – El trasteo es meritorio. - La espada no cae en buen sitio.
Sale el cuarto, colorado, - con muy largo recorrido- y buen fondo, si lo lleva – en la muleta prendido. – Después de las espaldinas, - en el cesto lo ha metido – hasta que se raja a tablas – pues de embestir se ha aburrido. - Aunque cae baja la espada – la oreja le han concedido.
Lucha Ureña, como siempre – contra su triste destino.- Es un berrendo en castaño – el tercero, muy bonito – que embiste a una paloma – como yo nunca había visto – pero se frena y mansea, - del caballo sale huido. – No cuaja Ureña faena,- a su aire siempre ha ido, - y lo mata sin cruzar, - por eso suena el aviso.
Aunque es algo reservón, - derriba al caballo el quinto. Con esfuerzo va sacando – unos naturales limpios – pero la faena tiene – gran voluntad, poco brillo, - y se alarga demasiado – sin llegar a ningún sitio.- El descabello se atasca, - suena otra vez un aviso. – Lo veremos en Las Ventas – matando los Victorinos.
Hoy toma la alternativa – Guillermo García Pulido: - es lógico que le falte – una parte del oficio – pero luce ya buen temple – y ese toledano estilo – que tanto nos agradó – cuando toreó en San Isidro. – El primero es un buen Núñez – que embiste con casta, vivo, - pero es preciso llevarlo – en la muleta metido. – Voluntarioso, Guillermo, - consigue pases lucidos.- Aunque la espada cae mal, - le han premiado, con cariño.
Una fuerte voltereta – en el sexto ha recibido – pero, tiznado de sangre – de la res, muletea limpio. – De una brillante carrera – puede ser éste el principio – pero la espada se lleva – el buen triunfo merecido.
Lo hemos pasado muy bien – aunque Urtasun no ha venido. - La gente quiere ir a los toros -, se ha visto en Valdemorillo. - ¿Se puede decir por eso – que somos un facherío? – No es cierto, el pueblo español – a las Plazas siempre ha ido – porque lleva al toro bravo – en sus entrañas metido, - nadie va a ver torturar – a su animal más querido – sino a soñar con el arte – que nos protege del frío. (Eso dijo Valle-Inclán, - ese genio peregrino).
Lo hemos vivido de nuevo – en este Valdemorillo – aunque, lo siento por él ,- Urtasun no haya venido. – Nadie lo ha echado de menos , - él solo se lo ha perdido. - Pronto iremos a las Fallas – ese feliz estallido - con el que ni Pedro
Sánchez – ni Puigdemont han podido. – Disculpen esta tabarra, - ya del lector me despido.

Ficha del festejo

  • Plaza de la Candelaria. Tres cuartos de entrada. Toros de Alcurrucén, bien presentados, con casta, de juego variado, interesante.
  • Miguel Ángel Perera, de nazareno y oro, en el segundo, pinchazo y estocada desprendida (saludos). En el cuarto, estocada caída y descabello (oreja).
  • Paco Ureña, de verde y oro, en el tercero, pinchazo, estocada y tres descabellos (aviso, silencio). En el quinto, dos pinchazos y nueve descabellos (aviso, silencio).
  • García Pulido, que toma la alternativa, de celeste y plata, en el primero, estocada defectuosa (oreja). En el sexto, dos pinchazos y descabello (aviso, ovación de despedida).
  • Saludan Agustín de Espartinas, en el tercero, y Duarte, en el cuarto.

Temas

Comentarios
tracking